Para salvar culebrillas

04 May 2020 | 17:37 h

El alcalde de Uchumayo se opuso a la construcción del cementerio COVID-19, cerca de la Quebrada Culebrillas. Su preocupación es legítima porque es zona arqueológica declarada como Patrimonio Cultural de la Nación.

Eduardo Ugarte

Periodista

La semana pasada ha sido reiterada noticia la construcción de un cementerio covid-19 –a cargo del gobierno regional– cerca de la Quebrada Culebrillas, zona arqueológica declarada el 2006 como Patrimonio Cultural de la Nación, ubicada en el distrito de Uchumayo, y cuyo alcalde, Víctor Quispe, se opuso y suspendió las obras por “afectar los restos arqueológicos”, lo que negó una inspección técnica de la Dirección Desconcentrada de Cultura.

La preocupación del alcalde es legítima, pues Culebrillas es un repositorio de petroglifos con figuras grabadas sobre toba volcánica, más conocida en nuestro medio –al usarse en la construcción por los españoles– como sillar, constituyéndose en el resto arqueológico prehispánico más cercano a nuestra ciudad que prueba la presencia de la cultura Wari, que se estableció en nuestra región entre los años 500 y 900 d.C., dando lugar a la cultura Chuquibamba.

PUEDES VER: Centro histórico y bicicleta después del COVID-19

Aparte del valor arqueológico, cultural e histórico dentro del proceso de ocupación del valle del Chili, Culebrillas es parte de la Ruta del Sillar, lo que la relaciona con el turismo y la posibilidad de ser el centro de un espacio para instalar servicios –y hasta viviendas fruto de invasiones– en un futuro próximo, al que se sumaría el cementerio proyectado que aumentaría las visitas y su consecuente afectación.

Digo lo anterior porque se ha evidenciado el peligro de que Culebrillas se pierda, pues no se ha tomado en cuenta la afirmación del jefe del Comando COVID-19, General Edward Gratelly Silva, de que la habilitación como cementerio es temporal por emergencia sanitaria.

Lo que da como conclusión que para proteger Culebrillas debe hacerse un compromiso firme entre el Comando COVID-19, el gobierno regional y la municipalidad de Uchumayo, que garantice que una vez terminada la crisis sanitaria y sean retirados los restos humanos, vuelva el terreno a su estado inicial.

Aparte de que se instale en la consciencia de las autoridades el proteger los valores patrimoniales del distrito. Sino, habrá motivo (espero que no) para denunciarlos por la pérdida de parte de nuestra memoria como pueblo con historia.

Video Recomendado

Lazy loaded component