Coronavirus: Contraloría ratifica graves deficiencias en Hospital Regional Lambayeque

Leonardo Muñoz

@larepublica_pe

29 Abr 2020 | 11:32 h
CGR detectó que el 2.2% del personal de salud pertenece a grupo de riesgo (mayores de 60, enfermedades crónicas).
CGR detectó que el 2.2% del personal de salud pertenece a grupo de riesgo (mayores de 60, enfermedades crónicas).

Falta personal y equipos biomédicos para atender a pacientes COVID-19 en áreas críticas. No existe un sistema de ventilación para evitar que virus se propague por todo el hospital.

Coronavirus en Perú. Tras realizar una supervisión integral en el Hospital Regional Lambayeque (HRL), la Contraloría General de La República (CGR) identificó una serie de graves deficiencias que colocan en riesgo la vida de pacientes, médicos y enfermeras.

Según el informe de orientación de oficio n.° 2865-2020, las salas destinadas para el aislamiento de pacientes con coronavirus no tienen la cantidad de personal asistencial mínimo, tal como lo establece el Ministerio de Salud (Minsa).

PUEDES VER Coronavirus: 27 cadáveres yacen en los pasadizos del Hospital Regional Lambayeque [VIDEO]

Para un total de 54 pacientes solo se cuenta por turno con dos médicos, cinco enfermeras y cinco técnicos de enfermería; sin embargo, la norma técnica indica que se requiere por lo menos el doble para garantizar una atención oportuna a los pacientes.

Una situación similar ocurre en la unidad de cuidados intensivos (UCI), donde tampoco se cuenta con la cantidad de profesionales mínimos para atender un área crítica. En total laboran seis médicos intensivistas, pero deberían haber diez; 22 enfermeras especialistas, pero deberían haber 35; 20 técnicos en enfermería, pero deberían haber 24; y, por último, no se cuenta con ningún especialista en fisioterapia respiratoria.

Asímismo, el órgano de control detectó que las salas de aislamiento de los pacientes no cuenta con sistema de presión negativa (sistema de ventilación con 12 cambios de aire por hora) para garantizar que el virus sea contenido dentro de estos ambientes, lo que genera riesgo de que se propague por vía aérea a otras áreas del hospital.

Contraloría requirió información al director del hospital, Omar Tineo Carrasco.

La Contraloría también constató que el hospital cuenta con una sola ambulancia para el traslado de pacientes COVID-19, la cual no tiene cámara de aislamiento ni camilla encapsulada, lo que aumenta el riesgo de contaminación del personal de salud.

Además, las áreas sensibles para pacientes COVID-19 no cuentan con equipos biomédicos suficientes, pues faltan bombas de infusión, monitores de funciones vitales, ventiladores mecánicos, aspiradores de secreciones, maletines de reanimación, entre otros. En cuanto a los equipos de protección que recibe el personal no son los adecuados ni en calidad ni en cantidad, pues incluso los lentes protectores deben ser reutilizados

Finalmente, se corroboró que los cadáveres pasan más de 24 horas en diferentes ambientes del hospital, pues el mortuorio solo tiene capacidad para almacenar ocho cuerpos.

Lazy loaded component