Los profes

Hace 54 días que debió empezar las clases en el sector privado y 40 días en el público. En el privado se hacen clases virtuales con tareas a diestra y siniestra, casi como si nada hubiera pasado. En el público, nada, literalmente nada.

La Republica

Federico Rosado

Docente

Lo más ofensivo que se ha dicho de la educación peruana es que es una estafa. Se construyeron locales, se compraron computadoras, se aumentaron los sueldos.

Pero nunca escuché a los profesores.

PUEDES VER: El gobernador de Arequipa

La educación se volvió un negocio. Se crearon miles de centros educativos. En el sótano, en el garaje, en la azotea de una casa. No tenían patio, apenas un par de metros cuadrados para que los chicos estiren las piernas. Las aulas eran dormitorios a los que se les puso una pizarra.

Pero nunca escuché a los profesores.

Hoy, en medio de esta pandemia que tiene encerrados en sus casas a los escolares, habla medio mundo. Desde los que ahora aparecen como defensores de la educación hasta los que eternamente son entrevistados y nunca dicen nada.

Pero nunca escuché a los profesores.

Hace 54 días que debió empezar en el sector privado y 40 días en el público. En el privado se hacen clases virtuales con tareas a diestra y siniestra, casi como si nada hubiera pasado. En el público, nada, literalmente nada. Me podrán decir que hay excepciones y que hay experiencias educativas virtuales muy buenas. Son excepciones.

Pero nunca escuché a los profesores.

Sí existe el Sutep, perdón los Sutep; y también el Colegio de Profesores, perdón, los Colegios. Pero ya sabemos de su inutilidad. Es más, uno de ellos se dedica a la tramitación ilegal de traslados, nombramiento y no digo más porque no es el tema.

Será por eso que nunca escucharé a los profesores.

Porque los profesores son los que más saben por qué la educación es mala, por qué los niños no aprenden.

¡Los profesores saben y deberían hablar!