Personal del antiguo Hospital de Ate protesta por malas condiciones de trabajo [VIDEO]

Presidenta del cuerpo médico del centro de salud afirma que 50 trabajadores se encuentran infectados con el nuevo coronavirus.

50 médicos contagiados, 70 muertes. El hospital Ate se desborda en plena pandemia. Foto: Captura.
50 médicos contagiados, 70 muertes. El hospital Ate se desborda en plena pandemia. Foto: Captura.
Sociedad LR

El personal médico del antiguo Hospital de Ate-Vitarte han realizado una protesta exigiendo ser transferidos al nuevo Hospital Emergencia Ate Vitarte.

Rudy Huertas, presidenta de todo el cuerpo médico, afirma que, a pesar de contar con los especialistas necesarios para tratar a los infectados por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, el nuevo hospital no los recibe.

PUEDES VER: Un total de 6.811 pacientes han logrado vencer a la COVID-19

Huertas narra, además, que ya cuentan 50 médicos infectados. Incluso uno de ellos, alega, se encuentra internado en el Hospital Negreiros, en el Callao.

La Defensoría del Pueblo declaró al antiguo hospital en emergencia por su infraestructura hace 4 años. Hoy, el estado del centro de salud pone en peligro a los trabajadores.

Según la doctora Rojas, un total de 70 personas han fallecido en el hospital por la enfermedad COVID-19. Muchos han muerto en la puerta del establecimiento, otros en el pasillo de entrada, contaminando el lugar.

“Lo que nosotros pedimos es que nos pasen al nuevo hospital. Tenemos un potencial que ellos han rechazado”, explica en Cuarto Poder.

Lazy loaded component
PUEDES VER: Tacna: Ballenas sorprenden a pobladores de Boca del Río [VIDEO]

La Contraloría emitió un informe sobre el nuevo Hospital Emergencias de Ate Vitarte, inaugurado el 25 de marzo, y concluyó que los ventiladores mecánicos no funcionan por falta de accesorios.

También, el documento aseveró que el centro estaba funcionando con 34 especialistas, en lugar de los 320 que realmente se necesitan para atender la pandemia.

El hospital antiguo de Ate tiene 20 médicos especialistas que se podrían sumar al nuevo; sin embargo, estos no los aceptan.