EN VIVO - Sigue todas las incidencias de la Asamblea General de la ONU en Nueva York

Moquegua no tiene crematorio en caso de presentarse fallecidos por COVID-19

Los procedimientos para deshacerse de los cuerpos de personas fallecidas por COVID-19 son la cremación y el entierro o inhumación en lugares donde no haya crematorios.

La Republica
Preocupado. Gobernador Zenón Cuevas busca solución sobre cremación.

Moquegua. El gobernador regional Zenón Cuevas Pare admitió que en la región no se cuenta con un crematorio público o privado para tratamiento de cadáveres. En caso de presentarse algún fallecido a causa del coronavirus, se generará un grave problema porque no habrá forma de incinerar el cuerpo.

Cuevas Pare refiere que se está coordinando con los representantes de la Beneficencia Pública para buscar una solución. De acuerdo con la directiva sanitaria 087-2020-Digesa/Minsa, los procedimientos para deshacerse de los cuerpos de personas fallecidas por covid-19 son la cremación y el entierro o inhumación en lugares donde no haya crematorios.

PUEDES VER: Moquegua: Se oponen a instalación de módulos para atender a infectados con coronavirus

En Moquegua, hay cementerios como Águeda Vizcarra, San Gabriel y Jardines de la Paz; en Ilo el camposanto San Gerónimo y en Omate el Municipal, pero estos no tienen un espacio para la incineración y además están ubicados en medio de zonas urbanas.

En regiones como Piura, se han presentado inconvenientes porque los vecinos, por temor al contagio, han rechazado las incineraciones en los cementerios cercanos.

En caso de inhumación, se debe realizar dentro de las 24 horas de certificada la muerte, sin velorio, y las personas autorizadas para dicho procedimiento deben contar con todos los equipos de protección personal (ropa quirúrgica, lentes, mandil, gorro, mascarilla, guantes y botas).

El cuerpo debe ser introducido primero en una bolsa, cerrada herméticamente, y luego desinfectada con hipoclorito de sodio (lejía), y solo después, colocado en un ataúd que por ningún motivo debe ser abierto. La norma permite que durante la sepultura estén presentes hasta 5 familiares del fallecido, siempre y cuando usen los equipos de protección personal.