Anciano en silla de ruedas es expulsado por sus vecinos en plena emergencia del coronavirus [FOTOS]

08 Abr 2020 | 5:31 h
Vecinos de Lince piden la intervención de Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) para un anciano abandonado en plena emergencia del coronavirus. (Foto: Denuncia)
Vecinos de Lince piden la intervención de Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) para un anciano abandonado en plena emergencia del coronavirus. (Foto: Denuncia)

Residentes de Lince piden la urgente ayuda del Midis o la Municipalidad de Lima para el hombre que vive expuesto al COVID-19 en un cuarto sin baño y maltratado por su vecindario.

Vecinos de Lince demandan la urgente intervención del gobierno a través del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) o la Municipalidad de Lima para rescatar a un anciano con problemas de movilidad que sobrevive bajo condiciones extremas, exponiéndose a contraer el coronavirus ante el total abandono de las autoridades.

De acuerdo a la denuncia realizada por un grupo de personas que lo asisten, el hombre de casi 90 años que responde al nombre José Trinidad Risco Nizama DNI 07578392 fue dejado a su suerte por su único hijo en un pequeño cuarto de adobe donde ni siquiera cuenta con servicios de agua, luz y un baño propio.

PUEDES VER Midis: anuncian voluntariado para ayudar a personas con discapacidades y adultos mayores

Lo peor de todo es que la familia que ocupa los cuartos adyacentes en el callejón Jiron Sinchi Roca 2319, a tan solo unas cuadras de la Universidad del Pacífico, impiden por todos los medios que reciba la caridad de los eventuales visitantes, pues "quieren que de una vez largue del lugar”.

Los malos residentes han llegado incluso a mojar la vereda por donde el anciano José transita con su silla de ruedas con la esperanza de que resbale y deje de ocupar el apartamento que ellos también codician, de acuerdo a la denuncia de una testigo.

PUEDES VER Municipalidad de Lima: ¿Qué ocurrirá con quienes encontraron un refugio en la Plaza de Acho?

“Él vive de lo poco de comida que le da la gente. Empuja su silla de ruedas y vive del poquito de comida que le regalan (...) La gente le da, no es que él extienda la mano, y por último si lo hace es porque no le queda de otra. Lo maltratan mucho, lo insultan, por favor ayúdenlo”, indicó una fuente anónima a este diario.

Luego de verse obligado a desechar sus necesidades en bolsas de plástico, el anciano pasa sus días llorando entre los insultos del vecindario y clamando por la presencia de su hijo, quien a juicio de los presentes no llegará “porque nunca le ha interesado”.

PUEDES VER Municipalidad de Lima anuncia que la “Casa de todos” de Acho seguirá atendiendo tras la pandemia

La situación ante la epidemia del COVID-19 se ha vuelto realmente crítica para él, un paciente de alto riesgo, pues además de estar expuesto a enfermarse por las inexistentes condiciones de salubridad de su habitación, recibe cada vez menos ayuda por el aislamiento social y el hambre termina por dinamitar su salud.

Si bien José Trinidad Risco Nizama está inscrito en el SIS y ha sido elegido para recibir el bono de 380 soles entregado por el gobierno a través del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), lo que las personas que lo ayudan piden es que pueda ser trasladado a un albergue donde termine dignamente sus días lejos del azote de la indiferencia, la ingratitud y la pandemia del coronavirus.