Un muerto y dos infectados en penal Sarita Colonia

César Romero

La Republica
Alerta. Contagiados con COVID-19 seguirían en contacto con otros reclusos y personal del INPE.

Alto Riesgo. INPE aísla a reclusos con Covid-19. Defensoría pide medidas de protección y descongestionar las cárceles. Sarita Colonia tiene un 463% de hacinamiento.

Incertidumbre. Miedo. Falta de información. Esta es la situación que viven las familias y reclusos del penal Sarita Colonia en el Callao, donde se produjo la muerte de un interno que presentaba síntomas del coronavirus y se ha confirmado que otros dos reclusos están contagiados con el COVID-19.

PUEDES VER En un día confirman 280 casos nuevos de COVID-19 en Perú y cifra llega a 2561

Según las autoridades penitenciarias, los internos contagiados están aislados dentro del penal. La versión que tienen los familiares de los reos es diferente. Los dos contagiados, que pertenecerían al pabellón 2, siguen en comunicación con personal penitenciario y con otros reclusos.

Los reclusos del pabellón 2 y de otros pabellones que han tenido contacto con el fallecido y los dos infectados han sido sometidos a pruebas de descarte, pero aún no se conocen los resultados. Mientras se espera, todos permanecen juntos, a pesar de que algunos ya habrían presentado tos seca y fiebre, por lo que el contagio se podría extender.

PUEDES VER Gobierno decreta inmovilización obligatoria para el jueves 9 y viernes 10 de abril

El penal del Callao, conocido como Sarita Colonia, es uno de los 68 centros penitenciarios del país. Es el tercer penal más hacinado, teniendo en cuenta su capacidad de albergue y población penitenciaria.

Sarita Colonia tiene un hacinamiento de 463 por ciento. Su capacidad de albergue es para 572 reclusos, pero tiene una población de 3.222 reos, según cifras oficiales del Instituto Nacional Penitenciario, a diciembre del 2019.

PUEDES VER Jesús María: hombre con presuntos síntomas de COVID-19 permaneció en la calle [VIDEO]

Eso debe haber empeorado en los últimos meses pues han seguido llegando detenidos con prisión preventiva. Según pudo conocer La República, los reos que aún no tienen una sentencia y su situación aún está en investigación, han pedido a sus abogados que presenten hábeas corpus para lograr su libertad, por temor a un contagio.

Los que tienen condena es poco lo que pueden hacer, salvo esperar un buen control del contagio. Otros procesados están pidiendo que se aceleren las revisiones de sus Órdenes de prisión preventiva, pero desde el 16 de marzo en que empezó a regir el aislamiento social obligatorio el Poder Judicial no está viendo esos casos. Todas las apelaciones a las prisiones preventivas han quedado en espera.

Datos

Demanda. Salvo el caso del expremier César Villanueva, jueces rechazan pedido de libertad de reos que temen contagio.

Carceleta. Cuatro servidores del INPE en la Carceleta Judicial de Lima dieron positivo para COVID-19. Por allí pasan los reos a diferentes penales.