"El Perú es un país maravilloso, extraviado en su propia magnificencia." (Foto: Poder Judicial)
"El Perú es un país maravilloso, extraviado en su propia magnificencia." (Foto: Poder Judicial)

La pasión en los tiempos del coronavirus

“Hoy, en un país con 70% de informalidad, no puede darse el lujo de académicos sometidos a la regla del Libro. Debe arriesgarse por hombres exitosos formados en la lucha por la sobrevivencia”.

La República
27 Mar 2020 | 8:16 h

Por: Fernando Arias-Stella

Escribo en homenaje a la memoria de mi padre Javier Arias Stella, fallecido el 25 de febrero en plena y rotunda lucidez. El Perú es un país maravilloso, extraviado en su propia magnificencia. Un país en busca del emprendedor de un nuevo Perú. Y, digo Emprendedor y no Ingeniero, Arquitecto o Médico.

Hoy, un país con 70% de informalidad, no puede darse el lujo de académicos sometidos a la regla del Libro. Debe arriesgarse por hombres exitosos formados en la lucha por la sobrevivencia en la periferia.

Y, eso es lo que se ha consagrado en gran medida en las penúltimas elecciones Regionales y Municipales, y en la última elección para completar el periodo parlamentario. En Acción Popular no hay ideólogos, ni académicos, solo hombres y mujeres empinándose en el horizonte con la sola idea fuerza del Perú como Doctrina y el modelo de dos patricios como Fernando Belaunde Terry y Valentín Paniagua.

No han triunfado los dogmatismos, sino el pragmatismo. No han triunfado las fuerzas centrífugas que llevan al extremo de la derecha o del comunismo, sino las fuerzas centrípetas que aglutinan y densifican la idea de la peruanidad y de la posibilidad de Justicia en Libertad.

El Gobierno encontró su quehacer en la lucha contra el coronavirus, pero la verdadera gobernabilidad pasa forzosamente por el Acuerdo tomado por Acción Popular y las fuerzas aliadas, que habrán de soportar los próximos quince meses la institucionalidad, la democracia y la propia libertad, indispensables para convocar las próximas elecciones presidenciales y para garantizar la transferencia ordenada a un nuevo gobierno. Esa es la finalidad del sistema político adherido por nuestra Constitución. Y a lo que debemos dedicarnos con pasión en estos tiempos de coronavirus.

Video Recomendado

Lazy loaded component