Papel higiénico y ciudadanía

“En la playa del supermercado las 4x4 siguen cargando papel higiénico. Y en el cerro Candela no hay una gota de agua”.

Eloy Jáuregui
17 Mar 2020 | 6:14 h

Y tuvo que llegar la peste para conocernos una vez más cómo somos. Y no es que uno cuide más algunas partes de nuestro cuerpo que el aparato respiratorio. Eso a raíz de las turbas histéricas que se arranchaban el papel higiénico en un mall del cono norte. No. Me pregunto, qué hice yo para vencer este drama. Jodido, casi nada, escribir y denunciar. Mientras, mis vecinos en masa son víctimas de la ignorancia y el egoísmo.

En esta hora, uno sabe quién es una persona de bien y quién un miserable. Y hay miles de ejemplos. Los sensibles y las víctimas de esa nefasta ideología llamada neoliberalismo. En el mercado, en el bus, en la chamba. Y cierto, algunos con su tarjeta de crédito andan boyantes con sus mercancías. Los otros miran.

Decía mi amigo “Paiche” que la cosa era más simple. Que estamos en guerra sin cuartel y sin prisioneros contra un enemigo invisible y sin cerebro pero dotado de un poder que amenaza nuestra existencia como especie. Y digo yo, qué mejor oportunidad para ese hombre mediocre que es Vizcarra para quedar en la historia.

En la playa del supermercado las 4x4 siguen cargando papel higiénico. Y en el cerro Candela de Ate no hay una gota de agua. Esa es la diferencia. Y unos se dan cuenta y otros no. Sobreviviremos, lo sé. A pesar de retornar a la cultura inverosímil, tribal y premoderna.

Video Recomendado

Lazy loaded component