AHORA - Guido Bellido convoca esta noche a los ministros en Palacio de Gobierno AHORA - Ética aprueba denuncia contra congresista de AP que intentó sobornar a periodista de La República

Coronavirus: suspenderán líneas que hagan llamadas malintencionadas

Sancionarán bromas, plantear preguntas que no tienen que ver con la orientación o falta de respeto a los operadores de centrales de emergencia.

Malos usuarios serán sancionados por el MTC.
Malos usuarios serán sancionados por el MTC.
Erick Bazan

Como parte las nuevas acciones que implementó el Ejecutivo ante los casos de coronavirus en el país. El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), está habilitado para suspender-por treinta días-el servicio de telecomunicaciones de las líneas telefónicas desde las cuales se realicen llamadas malintencionadas a centrales de emergencia, urgencia e información.

Se supo que este tipo de llamadas constituyen una infracción muy grave y sancionable con multas incluidas en el Texto Único Ordenado de la Ley de Telecomunicaciones.

PUEDES VER Covid-19: ¿Árbol de la quina podría usarse para curar coronavirus?

Y para efectos de esta disposición, las centrales de atención del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) son consideradas centrales de emergencia, urgencia e información.

¿Hasta cuándo?

La medida se ejecutará mientras dure el periodo de Declaratoria de Emergencia Sanitaria establecida en el decreto supremo N° 008- 2020-SA.

Medidas del Ejecutivo.

Ojo con tus llamadas

Se conoció también que para el procedimiento de suspensión del servicio de comunicaciones, las centrales de emergencias, urgencias e información emitirán un reporte diario al MTC que detallará las líneas telefónicas desde las cuales recibieron las llamadas malintencionadas (bromas, plantear preguntas que no tienen que ver con la orientación que se ofrece o faltan el respeto a los operadores).

Una vez que el MTC reciba el reporte, solicitará a los concesionarios de los servicios públicos de telecomunicaciones la suspensión del tráfico saliente de voz y datos por un plazo de 30 días calendario.