AHORA - Tercera dosis para mayores de 18 años desde hoy: todo lo que debes saber

El panorama no es bueno para economía de Arequipa

Efecto covid-19. Arequipa vende cobre a China, aún golpeado por coronavirus; también depende del turismo, cuya afluencia caerá dramáticamente debido a la cancelación de vuelos. Si a inicios de año el panorama no era claro, ahora se oscurece.

La Republica
Turismo. Más de 20 mil familias dependen de esta actividad económica. Los visitantes no pueden ingresar al país debido a prohibición de los vuelos.

Deysi Pari

Arequipa

El covid-19 no solo ha puesto en jaque la salud del mundo, la economía también sufre los efectos colaterales. Según los especialistas, el comercio exterior y turismo sentirán la pegada en las ciudades del sur peruano.

Según la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa (CCIA), en el sector turístico comenzaron a cancelarse paquetes de viajes. Eso afecta a los hospedajes, restaurantes, transporte, artesanías, agencias turísticas, entre otros negocios de servicios.

PUEDES VER: Arequipa: Vacuna contra el neumococo evita infecciones que agravan covid-19

Alrededor de un millón 500 mil visitantes nacionales y otros 380 mil extranjeros llegan anualmente a la Ciudad Blanca.

La proyección de la CCIA es reforzada por la Asociación de Agencias de Viaje y Turismo (AVIT). Jorge Valderrama Salinas, su presidente, señala que en la región 20 mil familias dependen de esta actividad. Habrá menos trabajo e ingresos para ellos.

Además de la cancelación voluntaria de los paquetes, el gobierno suspendió la llegada de vuelos provenientes de Asia y Europa por 30 días, la medida rige desde mañana. “Dependemos de ese ingreso”, dijo.

La Cámara Nacional de Turismo estimó que las pérdidas a nivel nacional hasta marzo alcanzarían $ 150 millones, a junio sumarían 500 millones. Valderrama considera que Arequipa, en un solo mes, perdería 20 millones de dólares.

PUEDES VER: Coronavirus en Perú: Comerciantes serán denunciados si cometen especulación

Poco crecimiento y exportaciones

El director del Centro de Estudios en Economía y Empresa, Gustavo Riesco Lind, explicó que el Banco Central de Reserva del Perú suaviza la depreciación del sol ante la subida del dólar. Hay una fuga de capitales. Los inversionistas buscan refugio en la moneda norteamericana y en el oro. El BCR pone más dólares en el mercado para evitar que el tipo de cambio continúe en alza y provoque distorsiones en la economía. Con las recientes medidas y cancelación de actividades, es difícil tener una idea clara sobre los efectos.

Riesco manifiesta que la economía peruana creció 2.16% en 2019, el gobierno había proyectado 4% para 2020, pero dadas estas circunstancias, las expectativas cayeron a 3.3%. Hay otros pronósticos menos optimistas: menos de 3%.

En el caso de Arequipa, con el covid-19 los pronósticos son desalentadores. Se estima un punto menos en el crecimiento económico del primer trimestre del año.

Además, recordó que Arequipa es una de las regiones que menos creció en 2019.

Para este año, independientemente del nuevo coronavirus, Riesco señala que ya se preveía “un crecimiento bajo por el escaso avance de los grandes proyectos de infraestructura y ninguna iniciativa clara para estimular otras actividades económicas”.

El especialista refiere que el 70% de las ventas de cobre de Perú van a China. Una caída en los precios de este commodity de 10% se asocia con una pérdida de 1.3% del Producto Bruto Interno. “¿Y qué es lo que más producimos en Arequipa? Cobre, que exportamos a China”.

Según la Cámara de Comercio, en 2019 las exportaciones de Arequipa (4 626.3 millones de dólares) ya habían caído 11% en relación al 2018. No descartan que la contracción continúe, pues el 50% de los envíos de Arequipa tienen como destino a China. Otras regiones que también se verían afectadas son Apurímac, Puno, Cusco y Madre de Dios.

PUEDES VER: El covid-19 y París ya no es una fiesta

Nada claro

De acuerdo al Terminal Internacional del Sur (TISUR), el puerto de Matarani recibe un promedio de 40 barcos mensuales. Moviliza 7 millones de toneladas de carga por año, hasta el momento no se identificó una reducción de los embarques y descargas. Sin embargo, no dejan de considerar que la economía se ve fuertemente afectada por esta situación y no descartan la posibilidad de que eso pueda tener un impacto en los volúmenes a futuro.

En este panorama, el mensaje alentador podría ser la recuperación de la situación en China y la reactivación del consumo y de la producción en ese país, dice Gustavo Riesco. Con los casos del covid-19 descendiendo en el gigante asiático, estarían volviendo a la normalidad dentro de un mes. “Eso significa que les habría tomado más de cuatro meses controlar la situación. Dudo mucho que las cosas se normalicen en Arequipa dentro de un mes. Habrá que tener paciencia y ser creativos. Las empresas e instituciones que puedan hacerlo deben aprender a apoyarse en los entornos virtuales: todo por internet”.