El otro efecto del coronavirus

Su impacto en la economía y en la calidad de vida en el país.

Augusto Álvarez Rodrich.
14 Mar 2020 | 1:56 h

El premier Vicente Zeballos reconoció ayer, a propósito de la expansión del coronavirus en el Perú, que “hay una histeria colectiva que debemos evitar”, y tiene razón, aunque las causas del miedo no son solo por la salud.

No hay duda de que el COVID-19 está produciendo pánico en todo el mundo, así como en el Perú, pero al temor comprensible e inicial a enfermarse por un virus nuevo que viene afectando a ciudadanos de muchos países, se va sumar muy pronto, si ya no está presente, la preocupación por su efecto económico y en la calidad de vida de la gente.

Quien preste atención a las medidas anunciadas por el gobierno para evitar el contagio podrá percatarse que, si bien apuntan a prevenir las consecuencias en la salud –lo cual no debiera haber duda de que es la obvia prioridad en este momento–, también van a generar un daño en la marcha de la economía y en los bolsillos de muchas personas.

Desde la postergación del inicio de las clases escolares y universitarias, hasta la cancelación de espectáculos y eventos, en el corto plazo se va a producir una afectación sobre muchos negocios y personas, así como en el turismo tanto interno como externo.

Todas estas consecuencias están vinculadas a las acciones de prevención que toman desde el gobierno hasta las familias, pero los efectos pueden ser de más amplio alcance.

Un informe reciente de Apoyo Consultoría hace notar que el efecto del coronavirus en la economía peruana puede darse a través de cinco vías principales: los precios de los commodities, las variables financieras, la reducción de la llegada de turistas, las cadenas de suministro y un cambio en los patrones de consumo.

No todas van a ser necesariamente adversas, pero no hay duda de que la consecuencia global del coronavirus en el Perú será negativa, aunque la dimensión del efecto dependerá de la duración de un fenómeno que, siendo temporal, no se sabe cuánto demorará.

En función de ello, Apoyo Consultoría estima que su proyección inicial de crecimiento de la economía peruana en 2020 de 2.7% podría bajar a 2.3% si la contención del coronavirus es relativamente rápida, pero que podría caer hasta 1.5% si la misma es lenta. Es una diferencia que no es poca cosa.

Video Recomendado

Lazy loaded component