CASO BYRON CASTILLO - FPF pide al TAS excluir a Ecuador de Qatar 2022 y que Perú juegue el Mundial
ELECCIONES 2022 - ¿A qué hora comienza la ley seca?
Sociedad

Universidad Andina y los manotazos de ahogado para no cerrar

¿Milagro? Organizaciones de Juliaca presionarán en la calle para que Sunedu dé marcha atrás con cierre de la Universidad Néstor Cáceres Velásquez. Autoridades disponen su reorganización a todo nivel, una medida aparentemente tardía tras denegatoria de licenciamiento.

La Republica
Encadenados. Estudiantes protestan en las afueras de la iglesia Santa Catalina. Piden sanción para quienes empujaron a cierre de casa de estudios.

Zenaida Zea. Juliaca

La Universidad Andina Néstor Cáceres Velásquez (UANCV) se resiste al cierre de sus puertas. La semana pasada, la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) denegó su licenciamiento argumentando que incumplía requisitos para educar a sus estudiantes.

Se tomaron varias medidas de presión. Una de ellas, un paro de 48 horas para hoy y mañana. Para esta protesta se convocó a varios gremios de Juliaca: Organización de Transportistas (ORDET), el Sindicato Unificado de Comerciantes Minoristas – SUCCMA San Román, el SUTEP, la Central de Barrios, Cuatro Zonas de Juliaca, estudiantes, padres de familia; entre otros dirigentes. El concejo municipal se solidariza con la causa y buscan el respaldo de los congresistas.

Que se vayan todos

La protesta no es respaldo. Para el dirigente de las Cuatro Zonas de Juliaca, Salomón Coaquira, también deben irse los trabajadores o funcionarios que llevaron al cierre de la casa de estudios. Hubo actos irregulares, como los pactos colectivos. Una secretaria ganaba 15 mil soles y un chofer 10 mil o profesores cuyos ingresos superaban a los de un congresista. Todas estas gollerías advertidas por Sunedu se obtenían por los pactos colectivos. Eso colocó a la UANCV en una situación económica precaria: no tenían para equipar sus laboratorios y talleres, entre otros.

Buenaventura Choquehuanca, de la Central de Barrios, considera urgente una reorganización. Aunque la medida parece tardía, la resolución de Sunedu es irreversible.

Choquehuanca pidió la intervención de las entidades pertinentes para cautelar el patrimonio de la universidad y luego plantear la lucha legal salvar a la UANCV de su cierre. Por su parte, el dirigente Jaime Gonzales considera que un mecanismo para salvar la UANCV es plantear una medida cautelar y acción de amparo para revertir esta situación. Al ser de origen público-privado, sostienen que el Estado podría intervenir para asumir la defensa de la universidad. Brayan Mamani, coordinador de organizaciones juveniles de Juliaca y exasambleísta, lamentó que en su momento no se haya hecho caso a las denuncias de tráfico de notas, hostilización sexual a alumnas, etc.

Solicitó al Ministerio de Educación oferte mecanismos viables para que los 30 mil estudiantes no pierdan sus estudios. Juan Benites Noriega, rector y presidente del consejo universitario, informó que fracciona el recurso de reconsideración en la vía administrativa a la Resolución 034-2020-SUNEDU/CD, que denegó la licencia a la UANCV. Como antesala a la medida de protesta, un grupo de estudiantes de diferentes escuelas profesionales y filiales se encadenaron en el frontis del Templo Santa Catalina. Su clamor era la reestructuración de la UANCV y sanción para quienes mediante la corrupción provocaron su cierre.

Reestructurar a todo nivel

El Consejo Universitario Extraordinario aprobó la reestructuración académica, administrativa, económica y financiera. Los pactos colectivos, tanto de docentes como de trabajadores administrativos, fueron anulados. Asimismo, se deja sin efecto todas las cesiones de uso de los terrenos del centro experimental de Yocará, que pasarán a dominio de la UANCV. Además, se declaró la intangibilidad de todos los bienes muebles e inmuebles de la universidad en todas las sedes. La universidad puede funcionar dos años más para que haga un cierre ordenado. Están prohibidos los procesos de admisión.