Respuesta responsable

Planes, prevención, control y supervisión ante el COVID-19.

Editorial Editorial
07 Mar 2020 | 3:52 h

Se ha confirmado el primer caso de coronavirus (COVID-19) en el Perú. Según los datos brindados por el presidente de la República, es un caso “importado”, es decir de una persona que regresó de un viaje por varios países de Europa y que se encuentra en estado de recuperación en su domicilio.

Al registrarse este hecho, se inicia un proceso que podría llevar a la presentación de otros casos por contagio local o importación, por lo que la primera recomendación desde cualquier posición pública y privada, en este caso desde este diario, es la conservación de la calma y la observancia de las principales indicaciones sanitarias que ha hecho la autoridad en Salud, esto es el lavado de manos constante, que las personas se cubran la nariz y la boca con pañuelos desechables o con ángulo interno del codo cuando se vaya a estornudar, cocinar bien la carne y los huevos, evitar el contacto con personas con signos de resfriado, entre otros.

Además del comportamiento sanitario adecuado, en el plano de las políticas públicas conviene considerar el anuncio del Ministerio de Salud (MINSA), que ha puesto en funcionamiento hace semanas un Plan Nacional de preparación y respuesta frente a esta enfermedad, y un Protocolo para la Atención de Personas con Sospechas o Infección Confirmada por Coronavirus.

En este punto, se tienen garantizadas las competencias del recurso humano en Salud con experiencia en casos de chikungunya, zika, dengue y otras enfermedades de ese orden, aunque los especialistas hacen notar que esta experiencia colisiona con las deficiencias de la infraestructura hospitalaria y la falta de recursos para la prevención y educación de la comunidad.

Este dato no es de poca importancia porque ha sido crucial en el incremento de los casos de dengue en varias regiones del país, de modo que en relación específicamente al coronavirus el control detallado de los planes y el uso oportuno e idóneo de los recursos es una necesidad de cada momento. Por esa razón, es positivo el papel que la prensa cumple respecto de denuncias sobre falta de cobertura y recursos, al igual que la supervisión que llevarán a cabo la Defensoría del Pueblo y la Contraloría General del República.

Como en otras etapas que nos ha tocado lidiar con enfermedades contagiosas y resistentes, el Perú sabrá encarar este episodio con responsabilidad y madurez. Toca poner en tensión las redes de salud comunitaria, la capacidad del Estado, el compromiso de los medios y de la sociedad para superar este momento incómodo. Por supuesto que lo lograremos.

Video Recomendado

Lazy loaded component