El manejo deficiente del dinero para prevenir los desastres en el sur

28 Feb 2020 | 6:36 h
Ingresó de torrentera El Chullo en Arequipa, destruyó casas.
Ingresó de torrentera El Chullo en Arequipa, destruyó casas.

Poco Presupuesto y mala ejecución. Arequipa es una de las regiones más golpeadas por las lluvias, pero gobierno regional solo destina el 0.4% de su presupuesto para prevención. Lo mismo ocurre en otros gobiernos del sur. El Perú es un país proclive a estos desastres. Es hora de cambiar la cultura de prevención.

Fiorella Montaño

El 21 de febrero pasado, un huaico sorprendió a la familia Huaylla Maquera. Padre, madre e hijo, esa noche, se desplazaban en su camioneta por la avenida Jorge Basadre de Tacna. El torrente de lodo y piedras derribó la unidad conducida por Raúl. El barro enterró vivos a él y su hijo Álvaro. Solo se salvó María Maquera.

Esa fecha, la quebrada del Diablo, que desemboca en el área urbana de Tacna, se activó debido a un torrencial aguacero. El huaico destruyó 250 casas, sepultó vehículos y anegó el Terminal Terrestre Internacional.

PUEDES VER: Tacna: Ministra promete ayuda a La Rotonda, centro comercial afectado por huaico

El desastre ocurrió en el distrito de Alto de la Alianza. El año pasado, ese municipio invirtió S/117 000 para prevenir desastres. El dinero no bastó para efectuar obras de prevención, a pesar de que ejecutaron el íntegro de la partida (84%)

En esta jurisdicción, viven más de 34 000 habitantes. Las autoridades destinaron poco más de cuatro soles por persona para prevenir desastres. ¿Es poco dinero? Carlos Nacarino, de la Dirección Desconcertada del Indeci de Arequipa, explica que la asignación de recursos está en función de los riesgos de una zona. Una localidad cuya población está en la desembocadura de un cauce seco debe enfocar la prevención de otra manera. Sin embargo, esta lógica no se aplicó en Alto de la Alianza.

En el distrito de Santa Teresa, ubicado en la ceja de selva de Cusco, cinco personas murieron y 13 desaparecieron por un aluvión del 23 de febrero. La municipalidad ejecutó el 88.3% del presupuesto para prevención. Sin embargo, esta cantidad solo representa el 0.87% de su presupuesto general ( S/35 millones )

La escasez de recursos para reducción de riesgos se repite en la mayoría de gobiernos regionales del sur: el de Arequipa apenas destinó el 0.4% , Moquegua 3.49 % y Tacna 1.22%, mientras que Cusco 2.21%. Cada administración regional tiene autonomía para repartir sus fondos según sus prioridades. La mayoría ejecutó el 71% de la partida de prevención de desastres.

Sobre estos presupuestos cortos, el jefe de Planeamiento y Presupuesto de Arequipa, Javier Rospigliosi, sostiene que los recursos se asignaron según las necesidades del Centro de Operación de Emergencia Regional (COER). Tenían 40 millones para estas tareas, pero el COER no hizo el requerimiento.

PUEDES VER: Niño que quedó huérfano en aluvión en Cusco pide ayuda al presidente Vizcarra | VIDEO

Tras cuernos palos

No solo hay poca plata, también incapacidad de gasto. Cada año las municipalidades y gobiernos regionales destinan una partida de su presupuesto para la “reducción de vulnerabilidad y atención de emergencias por desastres”. La ejecución de este fondo puede seguirse a través del portal del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

En 2019, la Municipalidad Provincial de Arequipa gastó 41%. Tenía S/ 1 798 000 para esta tarea. Entre las actividades que dejó de hacer, están la reparación del muro de contención de la avenida los Incas desde la intersección con la avenida Lambramani hasta la intersección con la avenida Dolores. Solo se hizo el 21.4% .

El pasado 25 de febrero, la torrencial lluvia ocurrida en Arequipa provocó el ingreso de un huaico que descendió del volcán Misti. Hubo un desborde que inundó los terminales terrestres de la ciudad. Las salidas de buses se suspendieron, esto generó millones en pérdidas.

Hay otras municipalidades de Arequipa que no gastaron ni un sol. Yanahuara destinó S/ 7 000 para el desarrollo de medidas de intervención para la protección física frente a peligros. El ingreso de la torrentera El Chullo, en este distrito, causó el derrumbe de ocho casas y la afectación de otras 17 viviendas. Los vecinos tienen que dormir en carpas acondicionadas en un parque vecinal.

PUEDES VER: Puno: Alerta roja por crecida del caudal de río Verde

Otro fondo

Los gobiernos regionales tienen ayuda extra para conseguir presupuesto de contingencia frente a desastres. El Fondo para Intervenciones ante la Ocurrencia de Desastres Naturales (Fondes) permite financiar estos proyectos.

El año pasado, Arequipa gastó el 26.6% del Fondes y Moquegua 23.4%.La municipalidad de Jorge Basadre (Tacna) avanzó el 0%, en Moquegua la municipalidad de Sánchez Cerro gastó el 1.4% de un presupuesto de S/ 3 519 672. Estaba destinado para 9 proyectos de reparación de sistemas de riego y bocatomas.

Siendo el Perú un país vulnerable al cambio climático y proclive a estos desastres, la prevención debe plantearse desde otra perspectiva.

PUEDES VER: Ministros llegan a Moquegua e inspeccionan daños producto de huaicos y lluvias [VIDEO]

Ministerio Público pide atención de autoridades

En enero la Fiscalía Especializada en Prevención del Delito de Tacna exhortó a los 28 alcaldes distritales y provinciales a desarrollar actividades preventivas por temporada de lluvias.

Se dio un plazo de 10 días hábiles, para que informen sobre las medidas adoptadas. Solo respondieron los distritos de Ilabaya, Calana, Yarada-Los Palos, Tarata, Chucatamani, Ite y Titaco.

El fiscal Rodolfo de Amat Loza sostuvo que su despacho evaluará los resultados de estas acciones preventivas.

En Arequipa, la fiscal de prevención del delito Esther de Amat exhortó a Sedapar, SEAL y el Gobierno Regional de Arequipa a declarar intangibles las zonas que no tengan riesgos mitigables. Ayer también se abrió el puente Monserrat (Cono Norte), carcomido por las lluvias el último martes.

Hasta el 2 de marzo, Senamhi advirtió de lluvias de nivel naranja y rojo a lo largo de la sierra, con nevadas sobre los 4 000 metros de altura.

En Cusco las lluvias afectaron al distrito de Písac, donde el río K’itamayo dejó 20 familias damnificadas. En Santa Teresa, hay 1 500 damnificados.

INfo regiones