Policía sospecha que zapatero habría asesinado y luego enterrado a toda su familia

Luego de esto, el hombre nunca reportó la desaparición de su familia y viajó a Chimbote, donde formó otro hogar hasta que falleció en diciembre de 2009.

PNP espera pruebas forenses.
PNP espera pruebas forenses.

Chiclayo. La madre de familia encontrada muerta y enterrada junto a sus tres hijos, dos de ellos de habilidades especiales y el otro alcohólico, habrían sido asesinados de manera sistemática.

Un antropólogo forense de la Fiscalía revisa las osamentas y ha extraído muestras para someterlas a pruebas toxicológicas y químicas para hallar la presencia de venenos o en muchos de los casos, evidencias de una muerte violenta.

Asimismo se espera los resultados de las pruebas de ADN que según los investigadores deberá confirmar la identidad de las víctimas. Se cree que esto debe saberse entre 15 días a un mes.

PUEDES VER Efectivos realiza simulacro de asalto en agencia del BN

La Policía sospecha, en caso se demuestre que fueron asesinados, que el autor de las muertes podría ser el esposo de la víctima, el zapatero Gabriel Maradiegue Díaz, quien abandonó su casa en la calle Río Marañón del pueblo joven María Parado de Bellido, días después de que su esposa e hijos desaparecieron.

Luego viajó a Chimbote y nunca reportó la desaparición de su familia y en su nuevo hogar formó otra familia con la que estuvo hasta cuando falleció, en diciembre de 2009. Años después los hijastros vendieron el predio y el nuevo propietario fue el que encontró los restos al momento de remover la tierra para iniciar la construcción de lo que iba a ser su vivienda.

La Policía ha citado para que rindan su testimonio a los hijastros del zapatero, pues no descartan que ellos tengan información de lo sucedido.