Lazy loaded image

Madre de Dios: Mafias ‘devoran’ Tres Islas para extraer oro ilegal

Han depredado varias hectáreas de bosques en una de las islas de esa comunidad nativa. Por cada motor extraen hasta 15 gramos de oro diario y en la zona hay más de 40 motores

Óscar Chumpitaz
09 Feb 2020 | 10:18 h

La comunidad nativa ‘Tres Islas’, asentada en la cuenca del río Madre de Dios, en la provincia de Tambopata, está siendo ‘devorada’ por mineros ilegales e informales según confirmaron miembros del Ejército, la Marina de Guerra y de la Fiscalía Especializada en Material Ambiental (Fema), tras ejecutar una operación donde se encontró campamentos, maquinarias y un centro de quemado de oro.

“Estos depredadores sacan jugosas ganancias de extracciones ilegales. Por cada motor obtienen entre 13 y 15 gramos de oro diario. Hemos destruido ocho motores pero en la zona son más de 40”, reveló un oficial de las fuerzas armadas.

Según expertos, por día estos grupos criminales extraen en ‘Tres Islas’ un promedio de 600 gramos de oro. Es una actividad ilícita más rentable que el narcotráfico, pues un kilo de cocaína está 2 mil dólares (en Lima), mientras que un kilo de oro cuesta al menos 45 mil dólares en el mercado negro.

El viernes último los miembros de las fuerzas armadas y de la Fema incursionaron en la segunda isla de esa comunidad y encontraron dos campamentos, seis balsas carracheras con implementos, 8 motores, un centro de quemado de oro y más de un kilo de mercurio.

Todo fue destruido por personal de la Fuerza de Operaciones Especiales y Demolición Submarina (FOES).

La minería ilegal de oro es uno de los mayores verdugos para los recursos naturales y la biodiversidad en la amazonía. El mercurio, metal utilizado para separar la pepa dorada de la roca, envenena ríos, suelos, animales y plantas, y pone en peligro la salud de los habitantes ribereños.

Lazy loaded component

En noviembre del año pasado pobladores de la comunidad nativa Tres Islas intervinieron el lago Pastora Grande; lugar donde mineros ilegales realizaban sus operaciones sin permiso, causando graves daños al medioambiente y la destrucción de su hábitat.

En reiteradas reuniones, los dirigentes de la comunidad hicieron llegar a las autoridades estatales su malestar por la presencia de mineros ilegales en su territorio. Enviaron cartas a fin de solicitar se tomen las medidas necesarias para expulsar a los mineros ilegales del Lago Pastora y del km 24 de la Interpoceánica, pero no obtuvieron respuesta.

La comunidad exige la erradicación de la minería y tala ilegal, realizando inspecciones dentro de su territorio para identificar los sectores donde se desarrollan estas actividades.

La comunidad nativa Tres Islas está conformada por los pueblos shipibo y Ese’ Eja, y no es reciente su lucha frontal en contra de la minería y la tala ilegal dentro de su territorio.

Ellos también cuentan con una sentencia ganada en el Tribunal Constitucional de 2012 (Exp. 1126-2011-PHC/TC), una medida cautelar N° 113-2016 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y una sentencia del Poder Judicial sobre la nulidad de concesiones mineras, predios agrícolas y autorizaciones de agua (Exp. 6752017), sin que hasta la fecha las autoridades locales y estatales ejecuten el cumplimiento de estas, por lo que en ese sentido la Comunidad muchas veces ha tenido que actuar por su cuenta, con base en sus derechos.

El 80% del territorio de la comunidad nativa Tres Islas de los pueblos Shipibo y Ese ' Eja está cubierto por 137 concesiones mineras. Se trata sobre todo de minería ilegal o informal.

Video Recomendado

Lazy loaded component