EN VIVO - Elecciones 2021: así se desarrolla la jornada electoral en el Perú y el mundo

Asesinan a joven taxista y queman partes de su cuerpo en Tacna

02 Feb 2020 | 6:39 h
La Republica
Investigación. En este lote hallaron el cuerpo de Fernández.

Crimen. Tenía cortes profundos en el pecho. Policía halló auto de la víctima en local de Remar, centro para tratar adictos.

Liz Ferrer Rivera

La última vez que la familia de César David Fernández Calizaya (29) lo vio con vida fue cuando salía a taxear a bordo de su vehículo Hyundai Accent el último jueves. Sin embargo, en la tarde del viernes, les comunicaron que el cuerpo de Fernández fue encontrado quemado y con signos de haber sido acuchillado en una vivienda semiconstruida de la asociación Talleres Buenos Aires, en el distrito de Gregorio Albarracín.

Los agentes de la División de Investigación Criminal acudieron al lugar del hallazgo. Encontraron huellas del arrastre de su cuerpo y el paso de llantas de un vehículo. En ese momento, no encontraron ningún documento para identificar los restos. Su torso y brazos estaban quemados. Los asesinos habrían intentado incinerarlo para esconder los cortes.

PUEDES VER: Hallan cadáver de hombre quemado en Tacna

Gracias al Sistema Automatizado de Identificación Dactilar de la Policía, se confirmó que se trataba de Fernández.

En la morgue, se determinó que la víctima murió a causa de “traumatismo toráxico abierto por arma blanca”. Fue acuchillado hasta tres veces a la altura del corazón y eso causó su inmediato deceso.

En la tarde de ayer, se encontró el vehículo de Fernández dentro del local de Remar, un centro para tratar adicciones que está ubicado en la asociación Vista Alegre, en el distrito G. Albarracín.

La unidad vehicular está intacta y estuvo estacionada en un rincón del amplio establecimiento. El fiscal Wilfredo Pari ingresó a Remar y realizó el interrogatorio a posibles sospechosos.

PUEDES VER: Gobernador de Tacna sostiene que su gestión inició 37 obras

Justicia

Román Fernández, padre de la víctima, sostuvo que el auto de su hijo tenía como año de fabricación el 2018 y era pagado a plazos. Contó que César se dedicaba hace dos años a hacer taxi, era soltero y no tenía por costumbre beber o perderse por días.

Por eso, cuando su hijo no volvió a casa el jueves, sospechó lo peor. En septiembre, César iba a cumplir 30 años. “Quiero justicia para mi hijo. Murió de una forma tan terrible. Nadie merece eso”, dijo.