Único reclusorio juvenil de La Libertad es una bomba de tiempo

30 Ene 2020 | 13:41 h
Exfloresta. Sufrió un siniestro el 2018 por motín en el recinto. El resultado: cinco reos muertos.
Exfloresta. Sufrió un siniestro el 2018 por motín en el recinto. El resultado: cinco reos muertos.

Alarma. Capacidad de exFloresta se encuentra sobrepasada. Motines ponen en zozobra a vecinos y piden reubicación.

Las palabras hacinamiento y colapso infraestructural son sinónimos del Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Trujillo, conocido como exFloresta y ubicado en el barrio Chicago, debido a que este ha superado en más del 100% su capacidad, al albergar a 167 internos en lugar de los 80 que permite el recinto.

El reclusorio juvenil, que cobija a procesados entre 14 a 23 años, es el único en la región y es parte de los nueve establecimientos con los que cuenta el país para la reinserción social de los adolescentes infractores.

En este sitio, gran parte de los jóvenes se encuentra por delitos contra el patrimonio, y el 40% de ellos ya sobrepasó la mayoría de edad.

El director de la institución, Hugo Niño Carmona, calificó el establecimiento como uno de los más pequeños del país y manifestó que, de seguir esta tendencia en el aumento del número de ingresos, el centro juvenil se declarará en emergencia.

Esta medida fue solicitada reiterativamente por la Defensoría del Pueblo ante el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos como consecuencia del alto deterioro de las infraestructuras de los centros juveniles, los limitados recursos humanos, servicios básicos y por estar sobrepoblados.

Motines

Este 14 de febrero se cumplirán dos años de una de las mayores desgracias que afrontó la ex Floresta: un motín dejó cinco internos muertos debido a un gran incendio.

Posteriormente, otros internos protagonizaron una nueva revuelta al tratar de fugarse pasando el muro perimétrico.

Asimismo, en mayo del 2019 un grupo pretendió saltar por las paredes tras reducir al personal de seguridad al golpearlos con los fierros de sus camas, y luego dejando a tres policías heridos, quienes trataban de recobrar la tranquilidad en el establecimiento.

Días después, nuevamente buscaron su libertad al realizar un forado en la pared, pero fueron detenidos.

Todas estas manifestaciones han generado gran zozobra en los vecinos, quienes en múltiples ocasiones han manifestado su malestar por la presencia del reclusorio y han solicitado su reubicación.

El alcalde vecinal de Chicago, Carlos Guevara, enfatizó en muchas ocasiones dicho pedido por ser un peligro latente.

Video Recomendado

Lazy loaded component