“Populismo ético del Gobierno impide continuar Palo Redondo”

Chavimochic seguirá paralizado. Gobernador regional de La Libertad señaló que el MEF rechazó adenda con Odebrecht para continuar y culminar proyecto de irrigación. Dijo que se priorizó la coyuntura política.

Problema. MEF denegó la firma de adenda con Odebrecht para el reinicio y culminación de las obras de la presa de Palo Redondo.
Problema. MEF denegó la firma de adenda con Odebrecht para el reinicio y culminación de las obras de la presa de Palo Redondo.

Rodeado por los integrantes del pleno del Consejo, el gobernador regional Manuel Llempén Coronel dio una mala noticia para la economía de La Libertad y del país: la negativa del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para la firma de la adenda con la empresa brasileña Odebrecht, que buscaba continuar y culminar la presa de Palo Redondo (Virú), en la tercera etapa del Proyecto Especial Chavimochic (PECh). Esta decisión le fue comunicada el viernes último.

“La decisión política se ha dado y han priorizado ellos el populismo ético. (…) Puedo decir a favor de ellos cómo los momentos políticos iban cambiando vertiginosamente. De un momento de estabilidad que ya parecía que las cosas las teníamos, inmediatamente aparecían los codinomes, (se reveló) que un expresidente (Alejandro Toledo) había recibido 34 millones de dólares (de coima)”, expresó Llempén.

PUEDES VER Incendian dos casas para extorsionar a transportistas en La Libertad

Ante esta nube de corrupción, justamente la autoridad regional aseguró que la adenda la trabajó el gobierno regional con toda transparencia, inclusive insertando una cláusula anticorrupción debidamente aprobada por la Contraloría General de la República (CGR) y que la misma concesionaria (Odebrecht) la aprobó.

Las observaciones

Manuel Llempén manifestó que Proinversión hizo 13 observaciones a la adenda, que en realidad no eran tales sino puntos para verificar y que en su opinión se contestó de forma satisfactoria.

En rigor, tres cuestiones esgrimió el MEF para denegar la firma del importante documento:

Primero, que no se consideraban los riesgos que pueden existir después de que se termina la presa, es decir, vicios ocultos en su construcción, pues está ya tres años paralizada.

“Eso es simplemente una excusa, porque en la adenda se dice que la concesionaria tiene que recibir un certificado de conformidad de la Región, (…) tras verificar que no hay ningún vicio oculto”, aseveró Llempén.

Una segunda cuestión observaba que no se había considerado la garantía de la empresa supervisora. “Pero con la supervisora se tiene contrato aparte; no constituye parte del contrato con la concesionaria”, arguyó el gobernador regional.

El tercer punto alerta que no se dice nada sobre cuál va a ser el incremento del capital social para construir el canal madre de Moche a Chicama. “Pero ese canal madre ya no está considerado en la adenda”, comentó Llempén.

El gobernador se mostró preocupado por cuanto advirtió que Odebrecht iría a un arbitraje. “Este arbitraje va a continuar. Y toda la responsabilidad y los efectos económicos y financieros que tenga esta obra son responsabilidad (del Gobierno central)”, enfatizó.

En todo caso, Llempén precisó que el pueblo liberteño y sus autoridades exigen que cualquier solución que dé el Gobierno central sea rápida. Por ello, los consejeros lo respaldaron con carteles que decían: PALO REDONDO AHORA.

Expresa malestar

Por su parte, el alcalde provincial Daniel Marcelo Jacinto mostró su preocupación por la situación, ya que la paralización de Palo Redondo significaría un desabastecimiento de agua potable para Trujillo.

“La presa iba a garantizar el permanente abastecimiento de líquido a través de la planta de tratamiento que administra el PECh, incluso se pensaba hacer una nueva planta o ampliar la que hay”, comentó Marcelo.

Recordó que hay sectores de distritos que reciben agua interdiario y hay proyectos de ampliación de los servicios de agua en La Esperanza, Florencia de Mora hay otro en El Porvenir.