Comuna de Trujillo pide a región terreno para reubicar ex-Floresta por ser un peligro

Alerta. Vecinos de Chicago y Santa María viven en zozobra por existencia de ese local.

Ex-Floresta. Se han registrado varios intentos de fuga.
Ex-Floresta. Se han registrado varios intentos de fuga.

Wilson Castro. Trujillo

El alcalde de Trujillo, Daniel Marcelo Jacinto, solicitó al Gobierno Regional de La Libertad un terreno para reubicar a la ex-Floresta, actualmente situada en la urbanización Chicago, cerca al ex Terminal Terrestre de Pasajeros Santa Cruz.

En más de una oportunidad, vecinos de esa zona han expresado su malestar por la existencia de la ex-Floresta en ese punto de la ciudad por cuanto afecta su seguridad y tranquilidad, más aún cuando se registraron fugas de menores infractores en más de una oportunidad.

PUEDES VER “La ciudadanía ha dado un claro mensaje de cambio”, sostiene Hermes Escalante

Por ello el burgomaestre ha pedido al gobernador Manuel Llempén Coronel —a través de un oficio de fecha 27 de enero 2020— la lista de predios disponibles para trasladar las instalaciones del Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Trujillo.

En ese inmueble la comuna tiene proyectado construir el parque Bicentenario. El predio se encuentra inscrito en la partida electrónica n.º 11008653 con un área de 3,805 metros cuadrados, habiéndose anotado preventivamente a favor del Estado-Poder Judicial.

Además, Marcelo Jacinto ha pedido a la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Ana Teresa Revilla Vergara, a través de otro oficio también con fecha 27 de enero 2020, iniciar las acciones y trámites administrativos para trasladar y reubicar las instalaciones del mencionado centro.

Vecinos de las urbanizaciones Santa María y Chicago saludan dicha gestión por ser un clamor de años ante las constantes fugas y enfrentamientos originados en ese reclusorio de menores de edad infractores.

El 14 de Marzo del 2018, mediante resolución administrativa, la Gerencia General del Poder Judicial declaró en emergencia por sesenta días al Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Trujillo, a fin de someterlo a su reconstrucción tras el incendio ocasionado en el motín de 14 de febrero de 2018.