Puno: Joven que fue secuestrada por presunto parricida teme por su vida [VIDEO]

27 Ene 2020 | 23:49 h
Pese a que la joven fue rescatada de su cautiverio, aún estaría viviendo una pesadilla.

En una entrevista, la presunta víctima pidió ser trasladada a otro hospital, para que reciba la atención necesaria. Está preocupada, pues los padres de su presunto captor, se encuentran en libertad.

Puno. La joven de iniciales Y.C.C. (18) vivió una larga temporada de sufrimiento, soportando insultos, maltratos y amenazas. Además, tuvo que afrontar ver muerta a su propia bebé y convivir con su cadáver por casi 2 meses. Así lo narró la presunta víctima, ante un periodista que la grabó con una cámara oculta.

La semana pasada, la localidad de Huancané, en Puno, quedó conmocionada tras conocerse el caso de la joven Y.C.C, quién –se presume- fue abusada sexualmente y secuestrada por un adolescente de 16 años de edad. El menor de edad además es investigado por supuestamente ahorcar a su bebé.

PUEDES VER: Denuncian que adolescente secuestró, embarazó a joven y mató a su bebé en Puno

Pese a que la joven fue rescatada de su cautiverio, aún estaría viviendo una pesadilla. Narró que, en el hospital de Huancané, donde está internada, los médicos le dicen que no presenta mayores lesiones o no está enferma, a pesar de que siente dolor en el cuerpo. Considera que no recibe la atención necesaria.

Trascendió que Teófilo Q. A., padre del presunto parricida, fue jefe de personal en el hospital de Huancané, donde se encuentra internada la joven. Por este y otros motivos, Y.C.C. pide ser trasladada a otro centro médico, mientras siguen las investigaciones de su caso.

PUEDES VER: Al 99.01% de actas procesadas, estos serían los cinco congresistas de Puno

Por otra parte, la mujer se mostró preocupada porque los padres de su presunto secuestrador se encuentran en libertad. Aseguró que ambos progenitores sabían de su cautiverio, pues vivían en un cuarto contiguo al de ella. Dice que los vio varias veces y gritó por ayuda, pero nunca la auxiliaron.

A pesar de estos testimonios, solo el presunto parricida se encuentra internado en el Centro Juvenil de Rehabilitación Alfonso Ugarte de Arequipa, mientras es investigado por múltiples infracciones a la ley.

PUEDES VER: Caen más de 200 requisitoriados que acudieron a votar en Puno

MACABRO

La presunta víctima narró que a lo largo de los meses que estuvo secuestrada, fue sometida a maltratos y constantes amenazas. Aseveró que su captor constantemente le pegaba e impedía que se comunique con sus familiares. Narró que dio a luz en el lugar de su reclusión y que poco después halló a su bebé muerta, con una tela atada a su cuello.

Lazy loaded component

Video Recomendado

Lazy loaded component