Operativo. Policías retiran el cuerpo de la víctima del hotel.

Violador comete feminicidio y se mata de un disparo en Tacna

Crimen. Tenía antecedentes por robo y violencia. Sujeto llamó a familiares para confesar su crimen y luego suicidarse.

La República
19 Ene 2020 | 8:12 h

Diego Guevara

Un sujeto que era buscado por violación sexual en Arequipa se convirtió en el primer feminicida de este año en Tacna.

Los primeros análisis de la escena encontrada, en una habitación del hospedaje Tacna, hicieron deducir que el crimen ocurrió el jueves por la tarde. Se presume que Joao Gustavo Sermeño Cataño (31) asfixió con sus manos y una almohada a Rocío Nancy Escobar Paredes (21). El hecho ocurrió en un centro de hospedaje ubicado en Alto Bolognesi, distrito de Pocollay.

PUEDES VER: Tacna: Hombre se habría suicidado luego de asesinar a su expareja [VIDEOS]

A la mañana siguiente, el sujeto se mató con un disparo en la cabeza. El estallido no fue advertido por los encargados del hospedaje.

Antes de las 19:00 horas del viernes, el dueño del hospedaje, un ciudadano de 79 años, ingresó a la habitación de la pareja. Ahí se encontró la terrible escena.

El cadáver de la mujer se encontraba en la cama, mientras que su asesino estaba sentado en un rincón, con una herida de ingreso y salida de bala.

Sermeño tenía antecedentes por robo agravado en el 2017, también por violencia física y psicológica. Asimismo, desde el 5 de diciembre del 2019, tenía una requisitoria vigente por el delito de violación.

La policía de Homicidios se contactó con familiares del feminicida y consiguió sus datos. Además, confirmaron que, durante las horas en que Sermeño permaneció encerrado junto al cadáver, se comunicó con su hermano para confesarle su crimen y las intenciones de quitarse la vida.

PUEDES VER: Rocío Escobar, la sexta víctima del machismo asesino este año

La víctima y el victimario eran de Ayacucho y residentes en Caravelí (Arequipa). Se habrían conocido dos años atrás, cuando ella trabajaba en un bar. Terminaron su relación hace dos meses y se habrían vuelto a juntar unos quince días antes de su muerte.

El cuerpo de la mujer fue llevado como NN a la morgue Central y se pudo identificar recién al ingresar sus huellas al sistemas AFIS de Medicina Legal, conectado a la base de datos del Reniec.

En la habitación se encontraron solo dos mochilas pequeñas con algunas prendas, lo que hace presumir que la pareja llegó al lugar solo para pasar la noche. La policía investiga el móvil del crimen y cómo llegaron ambos a la ciudad.