Escenario. En este local de McDonald's de Pueblo Libre murieron electrocutados Alexandra Porras y Carlos Campos.

Se cumple un mes desde la muerte de dos jóvenes trabajadores en McDonald’s de Pueblo Libre

Arcos Dorados, operador de la transnacional, no capacitó a Alexandra Porras ni a Carlos Campos. Tampoco les dio indumentaria y no avisó de sus muertes al sector Trabajo.

Sociedad LR
15 Ene 2020 | 23:03 h

Hace exactamente un mes Carlos Gabriel Edgardo Campos Zapata (19) y Alexandra Antonella Porras Inga (18) fallecían tras recibir una descarga eléctrica en un local de McDonald’s, en Pueblo Libre.

Sus familiares conmemoraron su partida a través de una misa en la que participaron amigos.

“La extraño demasiado, se llevaron la mitad de mi vida, la dejaron destruida. Pero, debo pensar que ella ahora es un ángel y tengo que seguir por ella”, dijo a RTV la madre de Alexandra.

PUEDES VER: PCM alista paquete de normas sobre trabajo para jóvenes

Acerca de la muerte de los jóvenes

Ellos fallecieron luego de recibir una descarga de 36 miliamperios, que provenía de la máquina expendedora de bebidas gaseosas del local de McDonald’s.

La máquina estaba sobrecargada de corriente eléctrica cuando Campos intentó manipularla para cambiar un balón de gas.

Un peritaje realizado por especialistas de Criminalística demostró que McDonald’s no respetó las normas de seguridad. “El área de lavado –donde murieron los jóvenes– es muy peligrosa por la presencia de puntos de energía eléctrica y puntos para drenaje de agua en el piso. Hay un lavadero con dispensador de agua movible, próximo a la máquina de bebidas y un equipo de refrigeración”.

Así lo señala otra de las observaciones del informe pericial de equipos e instalaciones eléctricas. Una de las teorías es que Carlos Gabriel recibió la mortal descarga de lleno y que Alexandra fue alcanzada por la descarga al tratar de auxiliarlo.

Video Recomendado

Lazy loaded component