Temporada de lluvias: van 31 fallecidos y 5.153 afectados

A falta de prevención, como todos los años, las inundaciones afectan a cientos de familias peruanas. (Imagen referencial)
Daños. Las lluvias también afectan caminos y viviendas.


Emergencias. De setiembre pasado hasta el 10 de enero se han registrado 1.342 emergencias a nivel nacional, según el Indeci. Periodo lluvioso culmina en abril.

Maricarmen Chinchay

Sin necesidad de que esté en desarrollo un nuevo ciclo del fenómeno El Niño, la presencia de lluvias normales de temporada ha sido suficiente para generar lamentables estragos a lo largo y ancho del país, debido a la vulnerabilidad en que vive un gran sector de la población y la falta de previsión de algunas autoridades, especialmente en la sierra y la selva.

Según el último reporte del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), desde setiembre del 2019 (mes en que se iniciaron las precipitaciones estacionales) hasta el 10 de enero del presente año, han sido registradas 1.342 emergencias que han dejado como saldo trágico 31 personas fallecidas, 14 de ellas por descargas eléctricas.

Cifras lamentables

Del total de emergencias, 715 fueron por lluvias intensas, 184 por granizadas, 166 por deslizamientos de tierra, 135 por inundaciones, 53 por huaicos, 50 por derrumbes de cerros, 20 por nevadas y 19 por tempestades eléctricas. Al número de fallecidos se suma el saldo de personas heridas (16), así como de personas afectadas (5.153) y de damnificadas (948).

“San Martín, Huánuco, Pasco, Junín, Huancavelica, Ayacucho, Apurímac, Cusco y Puno son las zonas que están recibiendo el mayor impacto de las lluvias. Ante este escenario, el Ejecutivo tomó la decisión de declarar en emergencia de forma preventiva por peligro inminente a 15 regiones y a 380 distritos; y también se han declarado en emergencia otros 25 distritos por impacto”, señaló Jorge Chávez, jefe del Indeci.

Explicó que este tipo de medidas facilitan la toma de decisiones en los tres niveles de gobierno y permiten, por ejemplo, la distribución de maquinaria pesada del gobierno nacional a las regiones para brindar soluciones, y que se disponga de fondos de rápida ejecución.

Las lluvias también han dejado más de 2 mil viviendas afectadas y 272 inhabitables, así como 688 hectáreas de cultivo perdidas (ver infografía).

Este periodo de precipitaciones culminará a fines de abril para dar paso a la temporada de frío donde se presentan otras emergencias ligadas a las bajas temperaturas.

“La prevención de riesgos debe ser una actividad permanente tanto para la población como para las autoridades”, acotó el funcionario.