Cusco: Martín Vizcarra inauguró puente Urubamba, principal ingreso a Machu Picchu

Proyecto es de dos carriles y posee pase peatonal para ambos lados. El presidente de la República, Martín Vizcarra, manifestó que con esta obra se asegurará el servicio turístico en esta zona.

La Republica
Puente Urubamba tiene una inversión de 17 millones de soles.

El puente Urubamba, en Cusco, se convertirá en el acceso más transitado por cientos de turistas que visiten Machu Picchu. Este jueves se realizó la inauguración oficial de este proyecto por parte del presidente de la República, Martín Vizcarra; el gobernador de Cusco, Jean Paul Benavente; ministros y autoridades locales.

La obra cumple con estándares internaciones de dos carriles, 13 metros de ancho, pase peatonal a ambos lados y una garantía de duración de 50 a 60 años. Esta fue ejecutada a través de Provias Nacional desde el 2018. Como se recuerda, en el 2012 el puente Urubamba colapsó tras el paso de un volquete de 30 toneladas, dejando a varios turistas varados.

PUEDES VER: Universitarios en Cusco reciben con protesta a Vizcarra por cierre de universidades [VIDEO]

Vizcarra resaltó la importancia de la provincia de Urubamba debido a que alberga a la ciudadela inca Machu Picchu. Por lo tanto, promoverá el mejoramiento de las carreteras en esta zona con el objetivo de dar facilidades a los turistas. “Estamos priorizando las obras de acuerdo a las necesidades de la población que más lo necesita”, señaló.

Para Urubamba indicó que también una de las preocupaciones es el servicio de agua potable. Vizcarra indicó que se mantendrá un diálogo constante con el Gobierno Regional de Cusco y las municipalidades para solucionar esta problemática.

De otro lado, el mandatario informó sobre la emisión de un decreto supremo declarando de interés nacional la culminación del hospital Antonio Lorena de Cusco, proyecto largamente esperado y que se culminará con un acuerdo de gobierno a gobierno.

Tras la inauguración, el mandatario se trasladó a Machu Picchu con la intención de presentar una campaña de reforestación que comprende la siembra de un millón de árboles.