Sociedad

La muerte en McDonald’s y otras tragedias laborales que enlutaron al Perú [VIDEO]

Las malas condiciones en las que laboraban los dos trabajadores fallecidos en McDonald’s recuerda otros fatídicos capítulos que se produjeron en Bembos, UVK y Las Malvinas.

No importa si es formal o informal: últimas tragedias laborales que enmudecieron al Perú.
No importa si es formal o informal: últimas tragedias laborales que enmudecieron al Perú.
Sociedad LR

La muerte de dos jóvenes trabajadores en McDonald’s de Pueblo Libre tras sufrir una fuerte descarga eléctrica mientras realizaban labores de limpieza, agiganta el temor sobre la falta de garantía que dan las empresas a sus empleados para salvaguardar su integridad y, sobre todo, su vida.

La tragedia en McDonald’s respecto al deceso de la pareja Gabriel Campos Zapata y Alejandra Porras Inga es tan solo un eslabón conectado con otros casos que ponen al relieve el panorama que atraviesan muchos trabajadores en el Perú. Líneas abajo, conoce estos capítulos fatales.

La máquina no reparada en Bembos (2011)

Christian Alza Torres, de 22 años, era un operador de limpieza de Bembos, ubicado en el cruce de las avenidas Javier Prado y Las Camelias, en San Isidro. Una madrugada llegó para cumplir con su rol, sin imaginar, que nunca volvería a casa.

Todo ocurrió el 2 de septiembre de 2011. El grupo de trabajadores de ese Bembos había reportado días antes que una congeladora estaba averiada, pero no fueron escuchados. Christian, esa madrugada, por la presión de mantener ordenado el fast food, manipuló la congeladora y recibió una violenta descarga eléctrica que, horas después, acabó con su vida.

"El local ya había cerrado. Christian estaba limpiando la cocina y cuando tuvo que mover la conservadora de alimentos, recibió una descarga y se quedó pegado a la máquina”, contó, en su momento, Ronald Llamas, amigo de la víctima y, en ese entonces, trabajador de Bembos.

“Con ayuda de mis compañeros logramos separarlo de la congeladora y llevarlo a una clínica, donde llegó cadáver. Esa máquina ya estaba fallando. Algunos compañeros ya habían recibido pequeñas descargas eléctricas cuando la manipulaban. Días atrás, el encargado de la cocina reportó el desperfecto a los jefes pero nadie hizo nada por repararla", agregó.

Lazy loaded component

Ni rociadores ni detectores de humo en UVK (2016)

Han pasado más de 3 años desde que el 16 de noviembre del 2016, cuatro trabajadores del cine UVK, de Larcomar (Miraflores) murieron asfixiados tras desatarse un incendio en el interior de la sala 11, donde estaba a punto de proyectarse la película ‘Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos’.

El siniestro que tuvo como origen un cortocircuito, según el peritaje forense, pudo ser contenido después de largas 6 horas, pues, en el recinto no se contaban con rociadores y, además, los detectores de humo no funcionaron a tiempo.

Muchos espectadores pudieron salir. También algunos empleados, menos cuatro de ellos que quedaron atrapados en el humo. Las cuatro víctimas fueron Ana Betsabé Torres Cochachín (46), Joel Mario Condori Rejas (27), Zoledad Moreima Oliveros (42) y Sonia Graciela Repetto Chamochumbi (71).

Lazy loaded component

Atrapados y calcinados en Las Malvinas (2017)

Era tan solo el mediodía del 22 de junio del 2017 cuando se produjo un incendio de grandes proporciones en el segundo piso de la galería Nicollini, ubicada en la zona comercial de Las Malvinas.

El potente siniestro no solo devoró con sus lenguas de fuego más de 500 puestos laborales y varios contenedores con material de trabajo, sino que reveló las inhumanas condiciones en las que desempeñan sus funciones algunos empleados.

Jovi Herrera Alania (21) y Jorge Huamán Villalobos (19), se dedicaban, dentro de un contenedor, a cambiar las etiquetas de centenares de fluorescentes. Esa tarde, como siempre, los habían dejado con llave. Cuando se desató el siniestro, empezaron a pedir auxilio por las únicas y pequeñas aberturas de la habitación, pero, al estar encerrados, no se pudo hacer nada.

Los cuerpos de ambos trabajadores fueron encontrados carbonizados después que los bomberos lograron romper los candados. Los familiares en los derredores protagonizaron escenas de dolor. Sobre todo, porque se descubrió que solo ganaban S/20 por trabajar más de 12 horas de manera informal.

Lazy loaded component

Electrocutados en un McDonald’s (2019)

El último capítulo que estremeció al país fue la muerte de los jóvenes trabajadores Gabriel Campos Zapata y Alejandra Porras Inga después de recibir una descarga eléctrica cuando realizaban limpieza en el McDonald’s de Pueblo Libre durante la madrugada.

El hecho ocurrió la madrugada del último 16 de diciembre. Alejandra habría sido la primera en electrocutarse cuando trapeaba el piso, según los testigos. Gabriel, su pareja, al notar lo que sucedía decidió ayudarla, pero también sufrió la violenta descarga. Aún se desconoce qué provocó que la corriente los alcanzara. La Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) se encuentra investigando la tragedia para dar con el móvil.

Lazy loaded component