FAO advierte que cambio climático amenaza extinguir plantas y comestibles

Bonnie Furman, oficial agrícola de Recursos Fitosanitarios y Semillas de la FAO, refirió que con el cambio de clima las plantas o productos tal vez no puedan adaptarse lo suficiente para sobrevivir. Participó en presentación del programa mundial sobre banco de semillas.

La República
30 Nov 2019 | 7:33 h

José Víctor Salcedo

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) lanzó un programa mundial sobre banco de semillas. Básicamente se centra en cómo encontrar formas de conservar variedades de cultivos. En Perú se busca preservar la papa, maíz, trigo, quinua, mashua, etc. Furman participa en un encuentro de científicos de 13 países que discuten cómo cuidar la agrobiodiversidad.

Se dice que la pérdida de la biodiversidad agrícola en el último siglo fue del 75%. ¿Cuál es el mayor reto de este siglo para frenar ese retroceso?

El cambio climático. Con el cambio de clima las plantas o productos tal vez no puedan adaptarse suficientemente rápido para sobrevivir.

El cambio climático –el aumento de la temperatura- está provocando la migración de especies. ¿A largo plazo este fenómeno podría llevar a la desaparición de estas?

Creo que sí. Hay un estudio que muestra que en 50 años los hábitats mayores para algunas especies se van a desplazar hacia el norte. Entonces, si no pueden mirar o adaptarse, vamos a perderlas.

PUEDES VER: Premian a los mejores platos nutritivos para combatir la anemia, el sobrepeso y la obesidad

En ese contexto, ¿qué tan importante son los bancos de semillas?

Obviamente los bancos de semillas son los más importantes para asegurar que la diversidad de los cultivos se mantengan y preserven. En estos momentos estoy al lado de bancos de germoplasmas nacionales e internacionales, porque ellos mantienen estas semillas para que estén disponibles en el futuro.

¿Cuáles son los bancos de semillas más importantes?

Hay diez bancos internacionales que tienen germoplasmas y que las distribuyen para las investigaciones. Ellos mantienen estas semillas y si hay investigadores que necesiten acceso, las entregan. Son importantes porque utilizan, distribuyen y mantienen.

¿Cómo se seleccionan las especies a ser cuidadas?

Cada instituto internacional tiene un mandato sobre las especies. Por ejemplo, aquí en Perú está el Centro Internacional de la Papa y ellos tienen su mandato de papa, camote; en general raíces y tubérculos. En México hay el Centro Internacional para el Mejoramiento de Maíz y Trigo, cebada y sorgo. Pero también la mayoría de los países tienen bancos de germoplasmas nacionales que guardan todas las especies que son importantes para el país.

Según FAO, de las 30 000 especies de plantas comestibles, solo se emplean unas treinta para la alimentación. ¿Por qué ese margen tan reducido?

Es un poco complicado explicarlo. Estas especies son las que están relacionadas con la agricultura industrial, y estas son los cereales (arroz, trigo, maíz, mijo y sorgo), papa, café, cacao y soya.

¿Lo comercial por encima de lo importante?

Sí. Es cierto también que en los países se consumen otras especies. En Perú, por ejemplo, comen quinua. Hay muchas variedades y especies que son más de consumo local y nacional.

PUEDES VER: Día Mundial del Agro: Perú todavía sin plan para promover la agricultura familiar

¿Los investigadores están haciendo trabajos para proteger esas especies comestibles que no son consumidas?

Absolutamente. Debemos hacer más esfuerzos para proteger estas especies menores. En realidad, son los bancos de germoplasma nacionales los que deben guardar estas especies nacionales y menores o subutilizadas.

¿Cuál es la importancia de este encuentro?

Encontrar las mejores formas de utilizar y mantener las especies, especialmente en los centros de origen, de manera sostenible.