Suspenden a cura acusado de tocamientos indebidos

Acusado. Sacerdote Luis Ayala. Algunos de sus allegados dicen que es inocente de los cargos.
Acusado. Sacerdote Luis Ayala. Algunos de sus allegados dicen que es inocente de los cargos.

Chorrillos. Arzobispado inicia proceso interno y dice que no encubrirá a ningún agresor. Asegura que dará facilidades al MP.

Publicidad

La denuncia por tocamientos indebidos que presentó un acólito contra un sacerdote de Chorrillos, a diferencia de otras ocasiones, ha generado una pronta reacción pública desde el Arzobispado de Lima, institución que ayer confirmó la suspensión del clérigo mientras duren las investigaciones.

PUEDES VER Padre se hace pasar por su hijo en Messenger y atrapa a un pedófilo [FOTOS]

“El Arzobispado de Lima (...) condena los abusos sexuales y considera que debe haber una atención prioritaria y evangélica a las víctimas, y que todas las denuncias deben investigarse y sancionarse”, se lee en su comunicado.

En el mismo pronunciamiento, la entidad sostiene que “no encubre a ningún agresor” y que está desarrollando “protocolos de acción que asegure la prevención, atención y reparación de las víctimas”.

PUEDES VER Niña graba abusos de cura que le decía que todo “era solo un juego” y que “no hacían nada malo”

El denunciante, J. M. A. Z., de 20 años, trabajó como asistente en la parroquia Doce Apóstoles, que estaba a cargo del sacerdote Luis Eduardo Ayala Falla.

Según el exacólito, quien narró el supuesto delito para las cámaras de un canal de televisión, el religioso “tocó” y “acarició” sus “partes íntimas” y que incluso lo invitó a dormir en la parroquia.

El joven también asegura que presentó una primera denuncia cuando el cardenal Juan Luis Cipriani todavía era arzobispo de Lima, pero que no tuvo la respuesta que esperaba. “Las autoridades eclesiásticas son cómplices. Tapan a los malos sacerdotes”, reclamó.

PUEDES VER Rusia: sacerdote violenta a bebé durante bautizo y le provoca heridas

El Arzobispado, sin embargo, replicó que Alache presentó su denuncia en octubre del año pasado y que la acusación incluyó supuestos maltratos laborales cometidos por el sacerdote, los cuales fueron reparados con el pago de “remuneraciones y beneficios sociales”.

“En relación a la versión sobre tocamientos indebidos, se instruyó al presunto agraviado y a sus familiares para que recurran a las instancias judiciales y administrativas, a fin de denunciar el hecho (...) para ser investigado y, de ser responsable, sancionado”, indicó la institución religiosa.

PUEDES VER Polémica en la Iglesia Católica: ¿Hombres casados y mujeres podrán oficiar misas?

En la misma línea, aseguró que se han brindado “todas las facilidades necesarias para que las autoridades competentes desarrollen sus funciones en el proceso iniciado” por el Ministerio Público.

El Arzobispado también confirmó que se ha formado una comisión ad hoc que se encargará de conducir el “proceso canónico correspondiente”.

¿Amenazas?

Acusación. La madre de Alaeche Zapata dijo haber recibido amenazas luego de presentar la denuncia.

Lo defienden. Trabajadores de la parroquia defendieron al sacerdote. Dijeron que la familia quiere extorsionarlo.