Sujeto instaló cámara escondida en baño de sus compañeras de trabajo, pero ellas fueron despedidas. Foto: Captura / América Noticias
Sujeto instaló cámara escondida en baño de sus compañeras de trabajo, pero ellas fueron despedidas. Foto: Captura / América Noticias

Denuncian que fueron despedidas tras acusar a sujeto que colocó cámara escondida en baño

Agresión impune. Jóvenes fueron despedidas después de que su denuncia se hizo pública en un medio de comunicación.

La República
02 Nov 2019 | 16:03 h

Víctimas de violación a su intimidad. Mujeres revelaron que su compañero de trabajo instaló cámara en el baño de damas, pero lejos de recibir el apoyo de sus empleadores, ellas fueron despedidas y la denuncia interpuesta ante la Fiscalía fue archivada.

A inicios de setiembre, una de las afectadas, quienes prefieren mantenerse en el anonimato, descubrió que debajo del lavadero -ubicado a lado del inodoro- había un dispositivo muy parecido a un USB que se hallaba envuelto en papel higiénico.

PUEDES VER: Multarán a transportistas que no denuncien acoso en Cusco

Cuando revisó su contenido notó, con horror, que ella y sus compañeras habían sido grabadas cuando utilizaban los sanitarios. Habían sido víctimas de una agresión sexual.

Así, hace dos días, la denuncia contra su compañero de trabajo Yumax Brandon Dextre Romero se hizo pública a través de América Noticias. Sin embargo, los empleadores del almacén de medicamentos decidieron despedir a las denunciantes. Una decisión machista que las revictimiza.

Una de las jóvenes denuncia que al promediar el mediodía de esa misma fecha fueron notificadas de su despido. Apenas unas horas después del hecho.

“Graba todo desde que la chica ingresa a los servicios higiénicos, cuando se sienta...todo”, dice una de las jóvenes.

“Me parece mucha coincidencia que sale el reportaje y a las horas me denuncian”, continúa.

PUEDES VER: Universitaria denunció acoso sexual por parte de docente de la UNA Puno

Luego prosigue con su relato y señala que Yumax Brandon Dextre Romero intentó recuperar el equipo, pues se acercó a ella y le dijo que él le había prestado el dispositivo a otra persona y que esta no se la había devuelto.

“Empieza a llamar desesperadamente diciendo que se le ha perdido a USB que le había prestado a otra persona”, señala la joven a América Noticias.

Luego, a pesar de que la denuncia fue interpuesta ante una Fiscalía contra la Violencia a la Mujer, esta fue archivada.

Por ello, piden apoyo al Ministerio de la Mujer, al sector Trabajo y al Poder Judicial a fin de que el agresor pague por su delito.

Video Recomendado