Picantería. Uno de los templos de la cocina arequipeña, donde se persiste en preparar con elementos tradicionales.
Picantería. Uno de los templos de la cocina arequipeña, donde se persiste en preparar con elementos tradicionales.

Arequipa, Ciudad Creativa y las razones de declaratoria

Meta. Título fue concedido por la Unesco por la potencia de su gastronomía. Para conservar denominación, autoridades deberán desarrollar proyectos por cuatro millones de soles.

La República
01 Nov 2019 | 8:11 h

Edwar Quispe

La Organización de Naciones Unidas para la Educación y la Cultura (Unesco) declaró a Arequipa como parte de la Red de Ciudades Creativas debido a su potencia gastronómica. Esta actividad se ha convertido en un motor de desarrollo económico y cadenas productivas, en comercio, servicios, turismo y ayuda a la preservación del patrimonio.

Conservar este título no será fácil. Arequipa deberá desarrollar cinco proyectos para ello. Estos bordean los 4 millones de dólares.

PUEDES VER: Unesco reconoce comida arequipeña

La ciudad deberá implementar un programa de alimentación saludable en base de la culinaria arequipeña en poblaciones vulnerables. También debe desarrollar un Festival Internacional de Gastronomía, donde estarán otras Ciudades Creativas. El título la obliga a implementar un Complejo de Identidad Gastronómica y crear una plataforma digital de promoción gastronómica, cultura y negocios, así como un Centro de Investigación Gastronómico.

Origen

Todo inició con la invitación de la Unesco en enero de este año, según el Subgerente de Educación y Cultura de la comuna, Nilo Cruz Cuentas.

La comuna no podía hacer el trabajo sola, uno de los requisitos era articular al empresariado y la sociedad civil. Por ellos, se convocó a más de 15 instituciones para el trabajo. El equipo comenzó a trabajar desde febrero.

La elaboración del expediente culminó en junio, se presentó a la Unesco y recibieron una serie de observaciones. La más importante era alinear su proyecto con los 17 objetivos de desarrollo sostenible del ente cultural internacional.

Demostraron cómo, a través de la gastronomía, se genera trabajo digno y reducción de la pobreza; así como la igualdad de género con el empoderamiento de la mujer como empresaria y emprendedora. También mostraron que la comida no causaba ningún perjuicio a la salud y que, por el contrario, contribuía a la nutrición, entre otros.

Sergio Salas, jefe del equipo de trabajo técnico, indicó que el proyecto contempla la intangibilidad de la campiña y sugieren en el expediente la recuperación de áreas verdes para incrementar la productividad de insumos para la comida arequipeña.

Video Recomendado