Piura: padres de familia e hija de cuatro años mueren tras incendiarse su vivienda

Tragedia. Víctimas dejaron vela encendida, lo que provocó que el fuego se propagara por toda la casa. Infante de 12 años lucha por su vida. El siniestro dejó en la orfandad a tres menores.

Desconsuelo. Familiares lloran ante los ataúdes de sus seres queridos. Desgracia en el Bajo Piura.
Desconsuelo. Familiares lloran ante los ataúdes de sus seres queridos. Desgracia en el Bajo Piura.

El Bajo Piura se encuentra de luto luego que una pareja de esposos y su última hija de cuatro años murieran asfixiadas y carbonizadas en el interior de su vivienda.

Como de costumbre, el lunes cerca de las 9:00 p. m., los esposos Manuel Quiroga Chulle (38) y Juana Amaya Bancayán (45) decidieron descansar en compañía de su hija de 4 años y de su hijo de 12, en su vivienda ubicada en la calle Sechuritas del distrito Rinconada Llícuar.

PUEDES VER Investigan a cien servidores de la DRE por presuntos actos de corrupción

De acuerdo con información policial, antes de dormir los padres de familia decidieron dejar una vela encendida al costado de su cocina, lo cual les costó la vida.

A los pocos minutos de haber ingresado a sus habitaciones la vela cayó al piso provocando el fuego. En esos momentos de tensión, el menor de 12 años se dio cuenta del fuego, por lo que muy desesperado trató de despertar a toda su familia.

Sin embargo sufrió serias quemaduras en casi todo su cuerpo, lo cual lo hizo tardar varios minutos en ponerse a buen recaudo.

Le cae la pared

Al ver que las llamas empezaban a propagarse, Manuel Quiroga salió apresurado a pedir auxilio a los vecinos de la zona. No obstante, al no encontrar apoyo decidió volver para rescatar a los amores de su vida. En esos momentos el techo cayó sobre él, provocándole lesiones múltiples que le impidieron moverse, muriendo a los pocos minutos.

Asimismo Juana Amaya y su hija Fiorella quedaron atrapadas en el interior de la casa. Lamentablemente las llamas las alcanzaron en contados minutos y posteriormente fallecieron carbonizadas. Hasta el lugar de los hechos se hizo presente personal de la compañía de Bomberos de Sechura, quienes por varios minutos tuvieron que lidiar con las lenguas de fuego. Afortunadamente el joven de 12 años que sufrió heridas graves fue llevado de emergencia al centro de salud del distrito.