Estudio de Impacto Ambiental de proyecto Hidrovía Amazónica recibe más de 400 observaciones. Foto: DAR
Estudio de Impacto Ambiental de proyecto Hidrovía Amazónica recibe más de 400 observaciones. Foto: DAR

Estudio de Impacto Ambiental de proyecto Hidrovía Amazónica recibe más de 400 observaciones

La Asociación Civil DAR advierte que la CIDH ha indicado que este proyecto no es claro en las afectaciones que podría tener en los pueblos indígenas y poblaciones ribereñas.

La República
25 Oct 2019 | 16:01 h

El Estudio de Impacto Ambiental - EIA de la Hidrovía Amazónica recibió más de 400 observaciones como parte de la evaluación del proyecto, de acuerdo a informe del Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (SENACE).

De acuerdo a la Asociación Civil DAR, estas observaciones incluyen las 73 del mismo SENACE, 60 de cumplimiento obligatorio de la Autoridad Nacional del Agua (ANA) y del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SERNANP), y 272 de otras diez instituciones públicas que analizaron el Estudio.

PUEDES VER Proyecto Hidrovía Amazónica podría afectar 424 comunidades nativas

DAR indica que una observación reiterativa de las organizaciones de sociedad civil y algunas instituciones públicas que brindaron su opinión técnica es que el área de influencia del proyecto se centra sólo en las zonas de dragado y depósito de sedimentos, a pesar que el proyecto operaría en una extensión de 2687 km. y que los ríos amazónicos son dinámicos, van cambiando su curso en el tiempo.

El área de influencia que propone la empresa representa el 4% del área que de acuerdo a criterios que consideran las complejas condiciones de los ríos, se debería establecer para proponer medidas efectivas a los impactos de la Hidrovía Amazónica.

Por ello, en su informe, el SENACE solicita se reevalúen los criterios para delimitar el área de influencia, y precisa que las respuestas que dé la empresa a las observaciones deben realizarse de manera concordante e integral. Es decir, al modificar el área de estudio, se debe recoger la información social y ambiental de las nuevas áreas y, de acuerdo a ello, identificar correctamente los impactos.

En tanto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos - CIDH, en su reciente informe “Situación de los derechos humanos de los pueblos indígenas y tribales de la Panamazonía” ha incluido el caso del proyecto Hidrovía Amazónica, identificando que éste “no sería claro en las afectaciones que podría tener en los pueblos indígenas y poblaciones ribereñas” y que se deben tomar los resguardos para que los aportes de los sabios indígenas que participaron en la elaboración del EIA sean incluidos.

Asimismo, de acuerdo a documentación recibida por la CIDH, la justificación y estudio económico del proyecto estaría basado en datos desactualizados por lo que se incrementarían los impactos que el proyecto podría tener en los ríos, no solo como vías de transporte sino como ecosistemas, medios de vida y elemento central de la cultura de numerosos pueblos indígenas y de la Amazonía.

De esta manera, según DAR, la CIDH reconoce que los proyectos de infraestructura en la región generan impactos irreversibles al medio ambiente y a las comunidades locales, y en general, han sido impuestos a los pueblos indígenas sin cumplir con su derecho a la consulta y consentimiento libre, previo e informado. Por ello, la Comisión recomienda fortalecer el carácter previo y pleno de la consulta previa.

Video Recomendado

Lazy loaded component