Grandes. Gemelos Josué Abdías y Josué Abraham Sattaraura con sus padres Iginio y Antonia.
Grandes. Gemelos Josué Abdías y Josué Abraham Sattaraura con sus padres Iginio y Antonia.

La familia cusqueña que acabó con la desnutrición crónica en su comunidad

Ejemplo mundial. Informe anual de Unicef tiene como portada a niña peruana y destaca caso de gemelos que vencieron este mal.

Melina Ccoillo
16 Oct 2019 | 5:32 h

Esta es la historia de una familia cusqueña que acabó con la desnutrición crónica infantil en su comunidad. La experiencia ha permitido colocar al Perú dentro de los ejemplos mundiales más exitosos de la lucha contra este mal, que aún hoy afecta a uno de cada tres niños en el mundo.

Hace 20 años, en la comunidad de Hanaq Chuquibamba, Cusco, el nivel de desnutrición alcanzaba el 86%. Fue en ese contexto que nacieron los gemelos Josué Abdías y Josué Abraham, hijos de Iginio Sattaraura y Antonia Tillca.

PUEDES VER Día Mundial del Huevo: ¿Cuántas veces al día puede consumir este alimento?

"Yo no conocía acerca del desarrollo humano, pensaba que desarrollo era echar cemento al suelo y que se hagan carreteras", señala Iginio, quien junto con su esposa decidió interesarse en el valor nutricional de los alimentos para salvar a sus pequeños. En el desayuno les daban una mezcla de siete harinas, durante el día continuaban con al menos cinco frutas y cada vez que podían les ofrecían una especie de algas que tienen una alta cantidad de hierro.

“También les dábamos bofe, hígado y sangrecita, pero sobre todo tiempo, amor y cariño”, destaca. “Lo hemos logrado con la organización de la comunidad”, agrega Antonia, quien hoy se encarga de extender su conocimiento a través del turismo vivencial. Hoy, en Hanaq Chuquibamba no hay rastros de este mal que afecta a los niños.

PUEDES VER Tumbes: descubren larvas en latas de atún en comedor municipal [VIDEO]

Ayer, el Informe del Estado Mundial de la Infancia 2019 de Unicef dio a conocer esta historia y, por primera vez, colocó como portada a una niña peruana, precisamente de la comunidad cusqueña. “Es una historia que resalta cómo en 20 años el Perú redujo los índices de desnutrición de 33% a 12%”, señala Ana de Mendoza, representante de Unicef en el Perú. Sin embargo, aún hay retos, pues mientras en Lima este problema alcanza solo al 5% de niños, en Huancavelica se mantiene en 33%. “Perú es un país profundamente desigual y por eso se da esta brecha”, indica.

Hoy los gemelos tienen 18 años y quieren llegar a la presidencia."Nuestros sueños son grandes. Quiero ser alguien por el Perú, para ayudar a los niños y jóvenes", dice Josué Abdía, quien estudia Electricidad y se prepara para ser ingeniero. Su gemelo, quien estudia Informática, no duda en que también logrará lo que se propone. "Seguramente ellos llegarán lejos porque conocen el sufrimiento en las comunidades", dice Antonia, orgullosa.

PUEDES VER Semillas de chía: el secreto para adelgazar y su valor nutritivo

Para Unicef, el éxito peruano refleja el esfuerzo político, la coordinación entre sectores, un sistema de monitoreo efectivo y la asignación presupuestal basada en resultados.

Aunque el informe también destaca que la anemia, el sobrepeso y la obesidad son problemas nutricionales que afectan a la infancia. El primero continúa en un 43%, mientras los otros males se han duplicado en los últimos cuatro años.

Video Recomendado