Peligro. Centro comercial La Isla contaba con licencia de funcionamiento pese a tener conexiones ilegales e hidrantes de pantalla.
Peligro. Centro comercial La Isla contaba con licencia de funcionamiento pese a tener conexiones ilegales e hidrantes de pantalla.

Centros comerciales de Arequipa son una bomba de tiempo

Licencias. Mercadillo contaba con permisos, pero a la hora de la emergencia saltaron las irregularidades. Autoridades distritales y provinciales fiscalizarán comercios ante la llegada de las fiestas de Navidad. Se busca evitar riesgos.

La República
13 Oct 2019 | 9:15 h

Por: Edwar Quispe

La inseguridad en los centros comerciales y mercadillos de la ciudad de Arequipa es un cuento de nunca acabar. El incendio que ocurrió la noche del viernes en el local de La Isla, ubicado en el óvalo de Andrés Avelino Cáceres del distrito de José Luis Bustamante y Rivero, es una muestra de ello.

Funcionarios de la comuna distrital confirmaron que el local, ubicado en el óvalo de la plataforma comercial Andrés Avelino Cáceres, sí contaba con certificado de Defensa Civil y licencia de funcionamiento, pero las evidencias demostraron que era un local inseguro.

PUEDES VER: Carrera electoral contra el tiempo en Arequipa

El 23 de abril de este año, la municipalidad de José Luis Bustamante y Rivero cerró el mercadillo e incluso soldó las puertas, para que no pudieran atender al público. Solo unos cuantos puestos que daban a la calle funcionaban con permisos individuales, otorgados por la comuna de Bustamante.

El gerente de fiscalización municipal, Marco Pinto Salinas, indicó que, el pasado 11 de septiembre, el centro comercial en su conjunto subsanó sus observaciones y obtuvo el Certificado de Inspección Técnico de Seguridad en Edificaciones. Luego, tramitaron su licencia de funcionamiento y, el 18 de septiembre, reabrieron sus puertas. Todo parecía estar en orden.

El incendio puso en tela de juicio que hayan levantado las observaciones de seguridad.

Durante el siniestro, los bomberos que acudieron al lugar descubrieron que el hidrante más cercano al establecimiento no estaba conectado a una toma de agua. No servía y tuvieron que captar el agua de otro ubicado a una cuadra.

"Yo no soy del área de Defensa Civil o la Subgerencia de Riesgo de Desastres. El lunes tienen que informar bajo qué condiciones o características le han otorgado el certificado de Defensa Civil", dijo el gerente de fiscalización.

Se sumaron a ello las declaraciones de Yuri Mamani, directivo del centro comercial, quien declaró en medios de comunicación que, al interior de La Isla, se hicieron conexiones clandestinas por parte de otro grupo de comerciantes; es más, no tenían conocimiento de cómo hicieron el trámite para reabrir el centro comercial.

PUEDES VER: Arequipa: Hidrante falso dificultó labores para apagar incendio en La Isla

Las causas del siniestro aún están en investigación. El informe de la policía revela que fueron alrededor de 30 puestos los afectados por el fuego. El foco del incendio se centraría en dos locales de la zona K, que dan a la Av. Cementerio y son usados para zapatería y repuestos vehiculares.

Otros casos

El centro comercial La Isla no es el único que adolece de estos problemas. La comuna distrital de Bustamante y Rivero ha identificado que de los 58 centros comerciales de la plataforma Andrés Avelino Cáceres, 23 no cumplen con mitigar riesgo eléctrico, pisos deslizantes y conexiones de agua y desagüe. Todos funcionan en la informalidad.

La semana pasada, los fiscalizadores de la comuna cerraron los mercados Nuevo Amanecer y Para Todos, que forman parte del emporio comercial Avelino Cáceres. El resto de locales correrían la misma suerte si no subsanan sus deficiencias.

El Cercado no es ajeno a estos problemas. Celia Linares, subgerenta de Gestión de Riesgos y Desastres de la Municipalidad Provincial de Arequipa, indicó que desde hace una semana han visitado cerca de 30 establecimientos junto a la Fiscalía de Prevención del Delito. Según sus proyecciones, existen cerca de 200 centros comerciales en el Cercado y el 50% de ellos deben subsanar observaciones o se convertirían en bombas de tiempo, sobre todo en época navideña.

Indicó que a cada comerciante se le da el plazo de 2 días para levantar las observaciones. Si no cumplen, se les revoca el certificado. La mayoría de observaciones se dan por pasillos tugurizados por carga de mercadería y un número menor es por riesgo eléctrico. La funcionaria indicó que el riesgo aumenta cuando almacenan más mercadería.

Sedapar se pronuncia por hidrante

Una cuadrilla de Sedapar acudió a La Isla y excavó en la pista para ver por qué no brotaba agua del hidrante. Se dieron con la sorpresa de que no tenía conexión a una toma de agua. Tampoco estaba incluido en el inventario y menos en el catastro de la empresa.

El centro comercial no habría cumplido con el procedimiento para solicitar la instalación de un hidrante. Se exige un proyecto y sistemas de emergencia, como tanques o cisternas que garanticen la presión de agua.

Video Recomendado