Salud mental en emergencia

“Solo el 0.1% del presupuesto del Ministerio de Salud está destinado a la salud mental”.

René Gastelumendi
10 10 2019 | 03:14h

La salud mental en el Perú es uno de esos problemas que parece que nunca se van a solucionar. Lo que acaba de recordarnos Malena Pineda, jefa del programa de defensa de personas con discapacidad de la Defensoría del Pueblo, es estremecedor: en el Perú solo hay 750 psiquiatras para una población de más de 30 millones de habitantes. Es decir, hay un solo profesional de la mente por cada 40 mil peruanos. Esto es insostenible, tomando en cuenta que la depresión, al 2020, será la segunda causa de morbilidad (cantidad de gente afectada) a nivel nacional.

Por otro lado, según el balance de la Defensoría del Pueblo en este tema, el Inpe apenas cuenta con un solo psiquiatra para una población de más de 92 mil internos en 69 penales del país. Solo el 0.1% del presupuesto del Ministerio de Salud está destinado a la salud mental. Una catástrofe por donde se le mire, puesto que la recomendación de la OMS es que este porcentaje alcance el 5%. Es decir, 50 veces más de lo que actualmente se destina. Cifras alarmantes, tomando en cuenta que hablamos de uno de los problemas estructurales de nuestra sociedad, del cual derivan muchos otros como la violencia.

Es una falla de raíz. Si a esto le sumamos que incluso en los seguros privados la salud mental es atención de segunda categoría, que la psicoterapia, por ejemplo, no está cubierta, hablamos de que solo unos pocos privilegiados pueden atender esta necesidad urgente, que solo un 20% de la población tiene la esperanza de atender. Después nos quejamos del avance de grupos religiosos ultraconservadores.

Video Recomendado