Familiares y amigos se alegraron al ver a menores en casa.
Familiares y amigos se alegraron al ver a menores en casa.

Escolares que estuvieron varados en Ecuador llegaron a Trujillo

Indicaron que recibieron el apoyo de la Policía, de profesores y padres de familia.

La República
10 Oct 2019 | 16:24 h

La delegación de la institución educativa Liceo de Trujillo, conformada por alumnos del quinto año de secundaria, docentes y padres de familia, que resultaron varados en Ecuador, debido al clima de convulsión social en ese país, llegaron ayer en horas de la mañana y fueron recibidos por sus familiares en el propio plantel.

Ni bien pisaron territorio trujillano, los estudiantes se confundieron en un fuerte abrazo con sus familiares, que no pudieron contener la emoción y hasta derramaron algunas lágrimas al verlos sanos y salvos. La tensión e incertidumbre tuvo un final feliz. Ahora lo importante era tenerlos nuevamente en casa.

PUEDES VER Sonaly Tuesta promociona al Perú con sus viajes

Los escolares relataron los difíciles momentos que vivieron en su frustrado intento por llegar hasta las playas de Salinas, en el vecino país del norte, para cumplir su viaje de promoción; pero destacaron que nunca perdieron la tranquilidad y que los hermanos ecuatorianos los trataron muy bien e incluso les dieron alimentos cuando se encontraban en El Naranjal.

Nunca perdimos la fe en retornar y estar nuevamente junto con nuestros padres. Estamos felices todos juntos. La gente de Ecuador nos ayudó y gracias a ellos tuvimos alimentos”, narró la alumna Anelisa Burgos.

Cuando cruzó la frontera de Ecuador a Perú confiesa que sintió mayor tranquilidad. “Hemos estado bien, hemos recibido ayuda de los ecuatorianos y logramos pasar bien”, relata por su parte Astrid.

La solidaridad de los hermanos ecuatorianos es digna de resaltar. Susan Gonzáles no se cansa de repetirlo. “Los pobladores nos dieron alimentos. Se portaron muy bien”, asevera.

Durante todo el trayecto fueron escoltados por vehículos de la Policía de Ecuador y el cónsul les brindó todo el apoyo.

“Habíamos pasado con normalidad Migraciones (rumbo a Ecuador) y sentimos alegría porque estábamos cerca a nuestro destino que era Salinas, sin embargo, mientras íbamos avanzando teníamos que parar ya que las vías estaban bloqueadas (con enormes piedras y troncos). Felizmente nunca nos agredieron, nunca nos lanzaron algo. Tuvimos el apoyo de la Policía, de nuestros profesores y padres. Nunca perdimos la calma”, narró por su parte Hans Olivares García.

Video Recomendado