‘Guasón’, partícipe en descuartizamientos en SMP, “carece de arrepentimiento"

Esto es todo lo que se sabe del perfil psicológico del extranjero Abraham Perozo Borjas ‘Guasón’, implicado en el traslado de los cadáveres desmembrados en hostal de San Martín de Porres.

Policía determinó que 'Guasón' participó en el traslado de los cadáveres descuartizados. Foto: La República
Policía determinó que 'Guasón' participó en el traslado de los cadáveres descuartizados. Foto: La República

Egocéntrico, irreverente y astuto, son algunas características del venezolano Abraham Alberto Perozo Borjas (29) ‘Mudo’ o ‘Guasón’ , implicado por la Policía Nacional en el traslado de los cadáveres descuartizados en San Martín de Porres y abandonados en tres puntos de Lima.

Hasta la fecha, es el único que admitió su participación y las motivaciones tras los asesinatos que conmocionaron a Lima.

PUEDES VER: S.M.P.: ¿cuál es el perfil psicológico de “Tarra”, uno de los asesinos del doble crimen?

“A mí me contrató Machelo. A él fue quien conocí yo. (Me contrató) para sacar sus muertos de arriba (hostal), meterlos al taxi y ya”, señaló el venezolano detenido en Tumbes cuando estaba a punto de escapar a Ecuador.

Acerca de su comportamiento, la Dirección de Homicidios de la Policía Nacional del Perú presentó la pericia psicológica en la que señalan que carece de arrepentimiento y presenta inadecuado manejo de sus impulsos hasta llegar a reaccionar con violencia.

En cuanto al aspecto emocional, proyecta resentimiento, hostilidad, crueldad, con ausencia de empatía e irrespeto por el dolor y sufrimiento de los demás.

PUEDES VER: Descuartizamiento de S.M.P.: el rol que cumplió cada uno de los 12 implicados

El documento del examen psicológico de Perozo Borjas también revela que no se ajusta a las convenciones sociales y muestra ausencia de escrúpúlos y poco respeto por la vida humana.

'Guasón’ también se caracteriza por ser astuto, frío y temerario. Orienta su conducta en función a sus propias necesidades e intereses que lo direcciona hacia conductas delictivas, según investigaciones de la Policía Nacional.

En cuanto a su capacidad para asumir compromisos laborales resulta escasa, pues tiene apego a las actividades poco productivas y opta por el consumo de sustancias psicoactivas como medio para alcanzar placer y disfrute.

Y con el fin de librarse de las imputaciones, recurre a la manipulación y disimulación.

La PNP determinó que el móvil de los asesinatos del peruano Jafet Caleb Torrico Jara (24) y del venezolano Rubén Mauricio Matamoros Delgado (22) fue por el control de la venta de drogas, la prostitución, el robo menor y la extorsión de los comerciantes de esa parte de San Martín de Porres.