Gracias a Dios

“No se la pierdan. Gracias a Dios está basada en la historia más dramática que padeció la iglesia francesa en el 2016”.

Pedro Salinas
22 09 2019 | 01:47h

Conocí a Francois Devaux en enero del 2018, en Santiago. Devaux es el actual presidente de La Parole Libèreè, una organización que fue creada en el 2015 con el propósito de visibilizar los casos de abusos perpetrados por religiosos católicos en Francia. Nos presentaron en un almuerzo en casa del director de la Fundación Para la Confianza, el chileno José Andrés Murillo, donde aterrizamos periodistas, abogados, activistas y víctimas de la pederastia clerical. La idea de ese cónclave surgió en Varsovia, en un encuentro promovido por Barbara Blaine, legendaria fundadora de SNAP (la principal red de sobrevivientes de curas pedófilos en los Estados Unidos), quien lamentablemente falleció inesperadamente pocos meses antes.

En dicho almuerzo, con Murillo de anfitrión, se trató de dar forma al movimiento de Blaine, que terminó denominándose Ending Clergy Abuse (ECA), cuya motivación es lograr que la institución católica rinda cuentas sobre los abusos sexuales en su seno.

Devaux y Murillo jugaron un rol capital en darle ese primer impulso a ECA, aunque más tarde se apartaron del grupo. Ahí recién pude valorar la importancia de las víctimas que se vuelven activistas, como Murillo (de Karadima) y Devaux (del sacerdote Bernard Preynat).

A Francois lo volví a ver en enero de este año, en el marco de la invitación que nos hizo a doce personas -de varias partes del mundo- el arzobispo de Malta, Charles Scicluna, organizador de la Cumbre Antipederastia. Francois Devaux, Juan Carlos Cruz y el arriba firmante, acordamos ir juntos y fuimos los primeros en llegar, recuerdo.

La historia viene a cuento porque con muchísima satisfacción acabo de ver Gracias a Dios, la impecable e impactante película que dirige el cineasta Francois Ozon, que se está viendo por estos días en salas peruanas. Uno de los personajes principales está claramente inspirado en Francois Devaux, quien luego de varios años de lucha tenaz logró, junto con otros integrantes de su agrupación, procesar al padre Preynat, quien habría abusado sexualmente de más de setenta niños scouts bajo la protección del cardenal Philippe Barbarin (1950), arzobispo de Lyon y considerado papable en el cónclave del 2013, donde finalmente fue elegido Bergoglio.

No se la pierdan. Gracias a Dios está basada en la historia más dramática que padeció la iglesia francesa en el 2016.

Video Recomendado