Dos mujeres iluminadas

“En estos tiempos, con Ribeyro, Victoria y Susana, la música y poesía del Perú son un gozo"

Eloy Jáuregui
17 09 2019 | 01:14h

En el cuento De color modesto de Ribeyro existe una denuncia contra el inveterado racismo y segregación que impera en el Perú. Un blanco miraflorino agravia a una negra. Las clases a partir del color de la piel. Los pobres y minorías étnicas marginales. Y no es extraño, hasta hoy. Por ello celebro dos hitos reivindicativos. El reciente libro de Victoria Santa Cruz y la vigencia de Susana Baca.

La edición impecable de Luis Rodríguez Pastor del libro Ritmo: el eterno organizador de Victoria Santa Cruz ( Lima 2019) hace justicia a esta mujer maravillosa fallecida en el 2014. Maestra e investigadora de la cultura negra peruana –no le gustaba el término ‘afroperuano– acaso como Alicia Maguiña y su “negra quiero ser, color del carbón”. Y ahí está Victoria, con su sabiduría y desparpajo para explicar esa riqueza poco conocida de la cultura negra. Qué lujo.

Y Susana Baca a quien encontré cantando en el Metropolitano yéndose a ensayar. Y es que este 26 de setiembre en el Gran Teatro Nacional celebra 50 años de carrera artística con “Memorias del Corazón”. Sí, una andanza desde sus raíces y hasta el tierno infinito. Porque en estos tiempos, con Ribeyro, Victoria y Susana, la música y poesía del Perú son un gozo. Y es justicia darle su valor.

Video Recomendado