Caos. Los informales volvieron a la plataforma Arica para vender sus productos. Compradores también incentivan informalidad.
Caos. Los informales volvieron a la plataforma Arica para vender sus productos. Compradores también incentivan informalidad.

Chiclayo: peligra recuperación de vías en el Modelo por déficit de serenos

En Chiclayo. Pese a que han sido desalojados, ambulantes siguen vendiendo en mercado por falta de personal de seguridad. Gerente de Seguridad cuestiona a sindicalistas por no participar en operativos.

La República
16 Sep 2019 | 8:28 h

La situación del mercado Modelo de Chiclayo es de permanente zozobra. Pese a que 3 mil ambulantes que ocupaban los alrededores de este centro de abasto fueron desalojados el 10 de septiembre, los informales buscan instalarse de nuevo en las calles, lo que representa una bomba de tiempo y volver a regresar a lo mismo.

Comercio incontrolable

Luego de la expulsión, ayer se reinició la atención en el interior del mercado Modelo y los informales volvieron a tomar otra vez las vías, por lo que la Municipalidad Provincial de Chiclayo (MPCh) tuvo que doblegar esfuerzos para evitar que impere el desorden.

PUEDES VER Lambayeque: Policía capturó al “Diablo” y al “Monstruo de Lurín”

La Gerencia de Seguridad Ciudadana y Fiscalización informó que la falta de personal de serenazgo y policías municipales impide controlar a los informales, así como la falta de compromiso del Sindicato de Trabajadores y la demanda ciudadana por compras a ambulantes.

La República realizó un recorrido por el Modelo, observando que las entradas de las cuatro plataformas Balta, Arica, Cuglievan y Manuel Pardo, tenían presencia de comerciantes ambulantes, quienes persistían en instalarse en la vía pública y enfrentarse con los serenos para no dejar espacio libre para los compradores.

Incluso el gerente de Seguridad Ciudadana, Luis Miranda Orué, indicó que fue agredido físicamente por llamar la atención a un grupo de ambulantes. Lo mismo sucedió con una policía municipal, quien hizo la denuncia en la comisaría César Llatas.

“Vamos a seguir con el plan de recuperación de espacios públicos. Los operativos van a continuar, pues no solo nos enfrentamos con grupos que han estado acostumbrados a evadir impuestos”, aseguró.

Miranda precisó que los sábados y domingos solo cuentan con un promedio de 60 trabajadores, entre serenos y policías ediles, siendo una cifra que podría llegar hasta 95 y 100.

“Hay una falta de compromiso por parte de algunos integrantes del sindicato de trabajadores. Algunos se resisten a laborar los fines de semana, se niegan a trabajar porque tienen derechos ganados. Entonces, esto nos ocasiona una disminución del personal de seguridad y problemas para ejecutar nuestra estrategia”, argumentó.

En esa línea agregó que existe la necesidad de que la población se sensibilice en no contribuir con los vendedores informales.

“La ciudadanía tiene que entender que comprar al ambulante es apoyar la evasión de impuestos. Además de no apoyar al desarrollo de la ciudad”, enfatizó.

Cabe precisar que ayer el centro de abasto volvió a atender al público, luego de los trabajos de limpieza, de retiro y remoción de puestos ubicados en los pasadizos.

Video Recomendado