Juancho, el dedicado emú macho que incubó a sus cuatro crías por 60 días

14 Set 2019 | 20:31 h
Juancho incubó a sus cuatro polluelos en el Parque de las Leyendas. foto: Facebook
Juancho incubó a sus cuatro polluelos en el Parque de las Leyendas. foto: Facebook

Los polluelos gozan de buena salud. Cuando alcancen los dos metros de altura serán capaces de correr a una velocidad de hasta 50 kilómetros por hora.

El emú Juancho permaneció incubando a sus crías por 60 días, tiempo en el que no comió ni bebió a fin de mantener a sus cuatro polluelos a la temperatura adecuada, en el Parque de las Leyendas.

Usualmente, dicha labor está reservada para las hembras del reino animal, pero en el caso de esta ave no voladora y nativa de Australia es un comportamiento típico de los machos. Así, Juancho decidió hacer las veces de ‘madre’ en estos dos meses de cuidados y dedicación.

PUEDES VER: Revelan las misiones de las palomas espías que la CIA usó en la Guerra Fría

El emú, junto con el personal de Zoología del parque, han desplegado los mayores cuidados para que las crías gocen de perfecta salud y alcancen los 1.534kg., 2.552 kg., 2.764kg, y 2.792 kg, respectivamente, en los dos meses que tienen desde su alumbramiento.

Actualmente, los polluelos de Juancho se alimentan de alfalfa y comida concentrada.

Los polluelos, de color gris y rayas oscuras, fueron incubados por su padre, Juancho, por un periodo de 50 a 60 días, aproximadamente.

Muy pronto las crías alcanzarán una altura de dos metros, sus patas de tres dedos serán largas y podrán correr a una velocidad de hasta 50 kph.

Juancho es un emú macho del Parque de las Leyendas que logró incubar a sus cuatro polluelos. Foto: Captura