Chimbote: olla común y gas lacrimógeno en paro de ediles

Aumento. Trabajadores reclaman a alcalde de Chimbote, Roberto Briceño, que cumpla con incremento de 190 soles a sus sueldos.

Enfrentamiento. En primer día del paro de 48 horas, ediles de Chimbote se enfrentaron a la Policía que lanzó bombas lacrimógenas.
Enfrentamiento. En primer día del paro de 48 horas, ediles de Chimbote se enfrentaron a la Policía que lanzó bombas lacrimógenas.
La República
13 09 2019 | 09:48h

Áncash. Los trabajadores de la Municipalidad Provincial del Santa acatan un paro de 48 horas con una olla común y en medio de gas lacrimógeno lanzado por los policías que acordonaron el palacio municipal de Chimbote. Los ediles reclaman al alcalde Roberto Briceño que cumpla con el incremento de 190 soles a sus sueldos, pero la autoridad pide a la Contraloría que realice una auditoría financiera al municipio.

En el primer día del paro los manifestantes intentaron evitar que ingresen a trabajar al municipio los contratados por la actual gestión municipal y los funcionarios, pero los policías arrojaron gas lacrimógeno para dispersarlos, en ese intento afectaron también a las alumnas de la institución educativa de primaria 88001 ex 314.

Olla común. Trabajadores ediles exigen aumento de sueldo.

PUEDES VER Detectan más de S/2 millones de perjuicio en obra de saneamiento en Chiquián

La medida de lucha estuvo encabezada por el Sindicato Único de Trabajadores Municipales (Sutramun) de Chimbote, el cual rechaza la política salarial del alcalde Roberto Briceño Franco, quien viajó a Lima para pedir a la Contraloría que realice una auditoría financiera a dicha municipalidad. La Defensoría del Pueblo y la Fiscalía de Prevención del Delito intervinieron para mediar entre los trabajadores y los funcionarios de la Municipalidad Provincial del Santa.

El secretario general del Sutramun, Guillermo Sánchez Córdova, anunció que continuarán con su paro de 48 horas cuya exigencia principal es el pago del incremento remunerativo de 190 soles conseguido el año pasado vía pacto colectivo.

“Reclamamos lo justo, pero el alcalde Briceño mantiene en completo desorden a la municipalidad, su gestión es bastante deficiente y está haciendo lo que tanto criticaba de las gestiones anteriores, es decir está copando el municipio con más de 200 trabajadores que apoyaron su campaña electoral”, pronunció.

Mientras tanto el gerente municipal, Jesús Rodríguez Fuentes, dijo que no se les iba a pagar debido a que el incremento, en la anterior gestión municipal, habría sido ilegal. Por ello Briceño ha pedido a la Contraloría que realice la auditoría financiera, aumentos remunerativos y estado situacional de los procesos legales de los reincorporados en contra de la Municipalidad Provincial del Santa.

Video Recomendado