Líderes de fe se suman a defensa de bosques en Madre de Dios

Diversas comunidades de fe son sensibilizadas para trabajar con indígenas y tener incidencia. Inauguran observatorio por los bosques en Tambopata.

Jesica Leon
11 M09 2019 | 13:34h

En los últimos 30 años los shipibo conibo de la comunidad de San Jacinto han sido testigos del avance de la deforestación. Si antes escuchaban el canto de las aves, ahora no, si antes podían pescar, ahora no, el mercurio afecta sus ríos. Más de 2.500 hectáreas depredadas provocadas por la minería legal e ilegal son el resultado en esta parte del distrito de Tambopata, en Madre de Dios.

“Los árboles son nuestra medicina, nuestro mercado, gracias a ellos tenemos materiales para construir nuestras casas. Sin bosques no hay vida”, exclama Ángel Jipa Vargas líder de la comunidad de San Jacinto y uno de los férreos defensores de la Amazonía.

Las bombas de succión flotan en medio del agua turbia rodeado, los mineros encienden los motores para remover la tierra en busca del ansiado oro. "En un día si se tiene suerte se puede ganar 500 soles, pero si no hay nada 20 soles", asegura Luis Alberto Herrera. Ellos trabajan las 24 horas del día para encontrar este mineral.

PUEDES VER: Destruyen dos campamentos de minería ilegal en La Pampa

La comunidad de San Jacinto cuenta con un proyecto para la recuperación de bosques en 100 hectáreas afectadas por la minería ilegal. Buscan sembrar en las pozas mineras frutos como aguaje, naranjas, mandarinas, cacao e implementar piscigranjas. Pero necesitan financiamiento para el proyecto y no tienen apoyo del Estado. “El Gobierno dice no a la minería, pero sigue cediendo concesiones a la minería y no hace nada para remediar este espacio”, reclama el poblador Alcimo Valles.

Religiones unidas por los bosques

Para que las comunidades indígenas no estén solos en la lucha de la protección de sus bosques, la Iniciativa Interreligiosa para los Bosques Tropicales Perú (IRI Perú) invitó a representantes de distintas religiones y credos: evangélica, católica, islámica, mormones, adventistas, Brahma Kumari a Madre de Dios para que sean sensibilizados y se comprometan en la defensa de la Amazonía.

Todos ellos participaron en la inauguración de la IRI Puerto Maldonado, el cual será un observatorio regional integrado por las comunidades de fe, sociedad civil y pueblos indígenas, que servirá como punto de encuentro a los habitantes de esta región para analizar y proponer alternativas a favor de preservar la Amazonía. Además, intercederá ante las autoridades regionales y nacionales, para alcanzar las demandas y preocupaciones de las comunidades sobre los bosques.

IRI Perú busca crear un movimiento para la protección de los bosques basado en valores éticos y morales de las comunidades religiosas del país. "Los líderes de fe pueden exigir al Estado y empresarios que las actividades económicas respeten los derechos de los pueblos indígenas y que se ponga fin a las deforestación, uso de mercurio y otros químicos ", refiere Laura Vargas vocera de IRI Perú.

“Maltratar los bosques es una forma de ignorancia y arrogancia. La humanidad está pagando el precio del cambio climático. Debemos trabajar juntos por nuestros bosques y comunidades indígenas” aseguró Sheikh Ahmed Osman Ali Kassem, líder de la comunidad islámica.

"No puedo ser un buen cristiano botando basura a la calle, manejar un carro que contamine, como buen cristiano no puedo ser indiferente al cambio climático, con la Amazonía", exclamó Water Bobadilla de la Iglesia de Jesucristo de los santos de los Últimos días.

“El cambio climático es una consecuencia de los deseos desmedidos del ser humano, del pensamiento individualista, de haber volcado nuestras miradas hacia afuera del ser para extraer de nuestra madre naturaleza lo que necesitamos en lugar de coexistir en armonía y bienestar”,indicó Nonie Reaño de la organización espiri

Los líderes religiosos se comprometieron trabajar para la preservación de los bosques y movilizar a sus fieles para una mayor cuidado de la Amazonía, generar conciencia ambiental y hablar sobre cambio climático. Cabe precisar que el Perú es el cuarto país a nivel mundial con mayor extensión de bosques tropicales.

El alcalde provincial de Tambopata, Francisco Rengifo Khan, culpó al Estado y la corrupción de la existencia de la minería ilegal. “No tenemos recursos. La política viene del Estado. Los municipios distritales y provinciales estamos cortados de manos y piernas. Hacemos lo que están en nuestras posibilidades".

Video recomendado