Feminicida en la lista de "Los más buscados": ofrecen S/ 20 000 por su paradero

Wilson Jiménez Tamani está requisitoriado por el presunto delito de feminicidio. Está prófugo poco después del hallazgo del cadáver -que evidencia signos de tortura- de la madre de su hija.

Presunto feminicida de Ligia Briones entra a la lista de "Los más buscados". Foto: Archivos
Presunto feminicida de Ligia Briones entra a la lista de "Los más buscados". Foto: Archivos
La República
10 09 2019 | 17:21h

Ligia Briones, de 28 años, fue víctima de feminicidio en Puerto Maldonado, Madre de Dios. Su cadáver con lesiones que demuestran un furioso ensañamiento fue hallado en un descampado, durante la primera semana de setiembre del 2018. Desde entonces, su madre, Celia Vásquez lucha contra la impunidad.

Esta semana, Wilson Jiménez Tamani, de 35 años, ingresó a la lista de “Los más buscados” del Ministerio del Interior. Ofrecen 20 000 soles por información que permita dar con su paradero.

PUEDES VER: Sentencia de 35 años a extranjero que asesinó a su esposa y a sus dos hijas

El feminicida es natural de Requena, Loreto. Sin embargo, él, Ligia y su pequeña hija vivían en Puerto Maldonado, localidad donde se perpetró el feminicidio. La joven desapareció un 28 de agosto del 2018 y su cadáver fue hallado recién diez días después.

Jiménez Tamani no reportó su desaparición y cuando fue interrogado, a pesar de ser el principal sospechoso, miembros de la Policía Nacional del Perú de Puerto Maldonado lo dejaron en libertad.

La joven víctima de feminicidio estudiaba Medicina Veterinaria y trabajaba como costurera en sus tiempos libres en un mercado de Puerto Maldonado. Además, era madre de una menor de 9 años, quien ha quedado en el desamparo económico que produce la orfandad y la desaparición de su padre.

PUEDES VER: “No la dejaba tener celular”: capturan al asesino de exreina de belleza

La víctima de feminicidio sufría constantes agresiones físicas y psicológicas, según el testimonio de su madre. Incluso en presencia de la pequeña, cuya vida también era amenazada por el agresor. La cadena de violencia y humillación culminó con el asesinato de la joven.

Tras la muerte de su hija mayor Ligia, Celia Vásquez, de 53, reparte su tiempo entre el trabajo y el cuidado de su nieta, a quien debe brindarle un soporte emocional constante.

Ella apenas puede laborar hasta el mediodía. Y ello ha precarizado su economía aún más. Solo exige justicia y que el presunto asesino de su hija sea procesado.

Ofrecen 20 mil soles por información que permita capturar a feminicida. Foto: Mininter

¿Cómo ayudar con la captura de Wilson Jiménez Tamani?

Las personas que tengan información acerca del paradero del presunto feminicida de Ligia Briones pueden denunciarlo al 0800-40-007. Las llamadas son anónimas y gratuitas.


Video Recomendado