Malformaciones congénitas son causa de muerte de recién nacidos en Cusco

No solo son incubadoras. Una congresista denunció que los bebés morían por falta de incubadoras. Cifras de Salud en Cusco revelan otro enfoque. Es cierto que hay necesidades en Neonatología, pero los decesos también son por otros factores externos.

La Republica
Muertes de recién nacidos en Cusco

José Víctor Salcedo

Un recién nacido de 29 semanas de gestación murió en Cusco la segunda semana de agosto. Era prematuro, solo pesaba 1.100 gramos. Casi cuatro neonatos con menos de 28 días de nacidos fallecen a la semana en la región Cusco. La mayoría son prematuros y suelen presentar algún mal.

La Dirección Regional de Salud del Cusco (Diresa) registra 208 muertes perinatales (de fetos y neonatos). De esa cantidad, 119 corresponde a recién nacidos. Son 27 defunciones menos que las registradas en el mismo periodo de 2018 y 20 menos con relación al 2017. La provincia de Cusco suma 43 decesos de recién nacidos, seguido de las provincias de La Convención con 23, Quispicanchi con 13 y Paucartambo con 11.

PUEDES VER: 1 200 bebés prematuros murieron en todo el país

La causa certificada más frecuente de muerte está relacionada con “malformaciones congénitas no específicas”. Eso ocurrió en la segunda semana de agosto, más de 40 defunciones ocurrieron por esa razón.

“En un año, el 20% de neonatos fallecidos es por malformaciones congénitas. Es una cifra bastante alta”, precisó Darío Navarro Mendoza, el titular de Diresa.

Navarro añade otras causas: problemas de malformación, deficiencias por anemia o desnutrición de las madres. Asimismo, ocurren por “asfixia y causas relacionadas”, seguida de “prematurez e inmaturidad”.

Según el análisis de la matriz Babies, 32 de cada cien muertes neonatales están relacionadas con hipoxia neonatal (falta de oxígeno), trauma perinatal (daños físicos), bronco-aspiración de meconio (aspiración del líquido amniótico) e hipotermia.

Hay que señalar también que el 62.5% de muertes fetales y 83.9% de recién nacidos ocurrieron en un establecimiento de salud. Eso quiere decir que “el trabajo de atención en el servicio debe reforzarse, con énfasis en el reconocimiento oportuno de los signos de alarma en la gestante (sangrado, ausencia o disminución de movimientos fetales, entre otros)”.

“Se debe ajustar y precisar adecuadamente los datos entregados, ya que estos se basan en la certificación de defunción y la causa básica puesta en él por el clínico que verificó el fallecimiento, sobre todo en el diagnóstico de malformación congénita (que podría resultar causa asociada mas no básica)”, refiere el reporte.

PUEDES VER: Cusco: denuncian irregularidades en concurso de Beneficencia

Muertes fetales

La segunda semana de agosto hubo tres muertes fetales, es decir, en el vientre materno, en los distritos de Santo Tomás (Chumbivilcas), Santa Ana y Echarati (La Convención). Eran tres fetos de sexo femenino con 30, 31 y 36 semanas de edad gestacional.

Eso quiere decir que el 46.2% de las muertes perinatales corresponden a muertes fetales. La mayor parte ocurrieron en el anteparto (86.46%). En este tipo de casos, las causas están relacionadas con accidentes que ocasionan traumatismo, violencia familiar, entre otros.

PUEDES VER: En Cusco capturan a hombre que ultrajó a niña de 12 años y la embarazó

Contraloría vigilará uso de dinero en Salud

La Contraloría General coordina con el Ministerio de Salud (Minsa) acciones para vigilar el uso del presupuesto para las áreas críticas de hospitales y así garantizar un óptimo servicio a los recién nacidos y otros pacientes.

El encargado de la Oficina Regional de Contraloría en Cusco, Tomás Tello, sostuvo que se hará el seguimiento para cautelar el buen uso del dinero destinado para mejorar los servicios de Neonatología en los hospitales. “Para que el recurso no sea destinado a otras actividades, como ocurrió en Lambayeque (se compraron vales de consumo)”, dijo.