En Pakatnamú. Los cuerpos de Moisés Urbina y Alfredo Romero yacen al interior del bar “Mi Nelly”.
En Pakatnamú. Los cuerpos de Moisés Urbina y Alfredo Romero yacen al interior del bar “Mi Nelly”.

Balacera en un bar deja dos muertos y tres heridos

Crimen por encargo. Hecho de sangre ocurrió en un bar en Pakatnamú, Guadalupe. Dos sicarios serían los autores.

La República
30 Ago 2019 | 8:21 h

La ola de violencia por manos criminales sigue dejando su estela de sangre y plomo en La Libertad. Esta vez, sicarios llegaron a un bar y dispararon contra varias personas que se encontraban bebiendo, dejando el lamentable saldo de dos muertos y tres heridos.

El hecho de sangre ocurrió aproximadamente a las tres de la tarde en el centro poblado Pakatnamú, del distrito Guadalupe, perteneciente a la provincia de Pacasmayo.

PUEDES VER Balacera deja dos muertos y tres heridos en el distrito de Guadalupe

A la hora señalada, dos sujetos llegaron hasta el bar “Mi Nelly” y una vez en el interior sacaron a relucir sus armas de fuego.

Los asesinos se dirigieron a una mesa en donde se hallaban varias personas y desataron una lluvia de proyectiles sobre sus objetivos.

La criminal acción dejó muertos a Moisés Urbina Balarezo (36) y Alfredo Miguel Romero Odar. Asimismo quedaron heridos por las balas Percy Alexi Lozano Núñez (26), Luis Alberto Terrones Urbina (20) y su tío Santos Terrones Becerra (40).

Ambos fueron trasladados a Emergencia del Hospital Tomás Lafora en Guadalupe, donde los médicos les dieron los primeros auxilios, ya que recibieron impactos en el abdomen, y luego fueron derivados a un nosocomio en la provincia de Chepén.

Tras el atentado, los sicarios huyeron del lugar ante el pánico de la gente y dispararon al aire para evitar que alguien trate de impedir su huida.

Según moradores de la zona, en el bar “Mi Nelly” se reúne gente de mal vivir, muchas veces para planear robos y atracos. Además, cuando están borrachos salen a asaltar para obtener dinero y seguir bebiendo o comprar drogas.

Este local pertenecería a una mujer identificada como Nelly Bazán.

El móvil del ataque sería un ajuste de cuentas, por la manera en que actuaron los homicidas, ya que habrían estado “reglando” a las víctimas y solo esperaban el momento propicio para actuar.

Poco después empezaron a llegar los familiares de las víctimas, quienes protagonizaron dramáticas escenas de dolor. Los deudos no se explicaban los motivos de la muerte de sus seres queridos.

Video Recomendado