Delegados estarían burlando el control y las medidas disciplinarias anunciadas por el INPE dentro del penal.
Delegados estarían burlando el control y las medidas disciplinarias anunciadas por el INPE dentro del penal.

Denuncian que presos tendrían tomado el control del penal de Lurigancho

Internos acusan a delegados conocidos como ‘Viejo Guerrero’ y ‘Cholo Huamaní’, de controlar venta de drogas y armas, y el cobro de alquileres y “servicios” dentro del recinto penitenciario. Autoridades niegan esta versión.

La República
15 Ago 2019 | 23:26 h


Desde que en julio del 2017 el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) retomó el control del Penal de San Pedro, más conocido como ‘Lurigancho’, se anunciaron una serie de medidas que iban desde la mejora de talleres productivos y educativos, hasta la instalación de bloqueadores de señal de internet y telefonía móvil, con la finalidad de ejercer disciplina y acabar con las prácticas criminales dentro del establecimiento.

PUEDES VER: Motín en penal de Lurigancho fue controlado y trasladarán a 15 internos

Sin embargo, recientemente son varias las denuncias de los propios internos, que acusan a empleados y funcionarios penitenciarios, en confabulación con los delegados de los pabellones, de tener el control real de esta cárcel, considerada como la de mayor población y hacinamiento dentro del sistema penitenciario nacional.

Videos recientes y fotos tomadas con celulares -supuestamente prohibidos y erradicados de las celdas- evidenciarían no sólo la venta de armas, droga y licor dentro del penal, sino también la instalación de equipos de internet, que en teoría deberían encontrarse bloqueados por los sistemas de seguridad.

Reyes del presidio

Reclusos que se comunicaron con este medio, han señalado a Javier Orlando Guerrero Palomino (a) ‘Viejo Guerrero’ y a Luis Alberto Huamaní Elguera (a) ‘Cholo Huamaní’, como los dos delegados que controlan el penal y se encargan del cobro de alquiler de celdas y servicios como internet y telefonía. Además de dirigir el acceso y distribución de armas y droga entre los reos.

Sobre Guerrero, se sabe que es un ex efectivo policial sentenciado por secuestro, quien purga condena en Lurigancho desde hace más de diez años y que incluso fue víctima de ataques de otros presos durante reyertas en el pasado. Durante su reclusión, también habría estudiado derecho y se estaría valiendo de esta formación legal para influir sobre sus subordinados.

De Huamaní, en tanto, se conoce que se dedicaba al robo de vehículos de alta gama y que tendría a su cargo actualmente la venta de drogas y armas. Se le vincula con recientes casos denunciados de bandas que siguen perpetrando extorsiones y atracos desde el penal, pese al supuesto control penitenciario. Uno de sus cómplices, sería el recientemente detenido Jimmy Henry Rojas Figueroa (a) ‘Oreja’.

A fin de certificar estas denuncias, que ponen en duda la rigurosidad del trabajo realizado por el INPE, pedimos entrevistarnos con sus autoridades y voceros, sin embargo, no obtuvimos respuesta. No obstante, hace unos días, a raíz de otra denuncia propalada por otro medio, desmintieron la veracidad de las fotos y videos propalados por los internos, argumentando que se trataría de imágenes antiguas.

Video Recomendado