Culpan a gobernador García por enfrentamiento con Consejo Regional de Piura

La República
14 M08 2019 | 11:30h

Piura. Desde el inicio de la gestión del gobernador Servando García Correa son constantes las pugnas que ha tenido con el Consejo Regional, debido a la falta de coordinación y diálogo entre ambos estamentos.

Dirigentes de organizaciones sindicales coincidieron en afirmar que este enfrentamiento político está generando desgobierno, desorden y caos en la entidad regional.

Cuestionaron la actitud de soberbia y omnipotencia de la autoridad, quien no convoca a los consejeros de las diferentes bancadas para limar asperezas, sino al contrario, señalan que está acrecentando el divorcio con el Legislativo.

Como sabemos, la “gota que rebasó el vaso” fue la desaprobación del viaje del gobernador a Estados Unidos de parte del Consejo Regional. Anteriormente se le impidió una visita a China y Ecuador.

PUEDES VER Comisión del Minedu inicia acciones para resolver casos de corrupción en la DREP

El secretario del Sindicato de Trabajadores del Gobierno Regional, Manuel Mejía, cuestionó que Servando García no haya considerado los acuerdos del consejo, donde se recomendaba la separación de funcionarios que no cumplían con los requisitos de Manual de Organización y Funciones (MOF) y el Reglamento de Organización de Funciones (ROF).

Asimismo, refirió que ha rechazado en dos oportunidades las propuestas para la jefatura de la Oficina Regional Anticorrupción. “Esta situación están llevando a un desgobierno a la región que perjudica a la población. Se han dedicado a pelearse y se siguen postergando las obras de impacto”, sentenció.

“No tiene manejo político”

Por su parte el secretario del Sindicato de Trabajadores de la Dirección de la Producción, Luis Navarro, dijo que este duelo de poderes ha sido propiciado por la autoridad, por no tener manejo político. Dijo que, al no contar con estrategias o buenos asesores, “cree que por ser gobernador está por encima de todos”.

Aseveró que desde el comienzo de su administración el gobernador debió actuar de manera consensuada con los consejeros para sacar adelante la región. Indicó que debió olvidarse de partidismos y cuestiones personales con el propósito de unificar criterios.