eloy

La ciudad, hora cero

“Y entre semáforos ineficientes, cámaras inútiles y policías necios, seguimos con la pesadilla”

Eloy Jáuregui
13 Ago 2019 | 1:39 h

El medallero de los Panamericanos inyecta el valor de ser peruanos. Hemos mejorado pero falta. En los deportes colectivos no estamos bien. En el vóley y el fútbol está la prueba. No insistiré en que las 39 medallas son esfuerzos individuales. Vale. Hasta la venezolana Yuliana Bolívar a contrasuelazos nos dio medalla. Bueno, no todos son asaltantes.

En Lima ha regresado la calma luego de la FIL, los juegos, el Festival de Cine. ¿La calma? No tanto. Se cae la Costa Verde, el “pico y placa” no resulta y los especialistas dicen que la nuestra no es la mejor ciudad gerenciada en Sudamérica. Gustavo Guerra García afirmaba que el problema de Lima es que tiene un exceso de colectivos y taxis formales y piratas. El 72 por ciento pertenecen a esta suerte de mafia. Una barbaridad. Veo la Av. Arequipa. Es un laberinto, igual que la Javier Prado o la Túpac Amaru.

Tengo esperanzas en que la nueva Autoridad de Transporte Urbano de Lima y Callao (ATU) ponga orden. Nadie me cree. Es cierto. Es desorden pero bien organizado. ¿Y el MTC? Bien gracias. Para ir al trabajo me tengo que levantar a las 4 de la mañana. Un pasaje en el Metropolitano no puede costar S/ 2.50. Es un asalto. Un ida y vuelta cuesta como un menú.

En Lima se han probado miles de recetas y cada vez estamos peor. El desorden y desgobierno en el transporte friega más que la corrupción. Una amiga chilena me decía que Lima no era una ciudad de gente sino de carros. Bueno, y de exalcaldes mafiosos, le advertí. Y entre semáforos ineficientes, cámaras inútiles y policías necios, seguimos con la pesadilla. Y bajan en la esquina.

Video Recomendado